Canal de Panamá: la UCOC rechaza sanciones a capitanes y la nueva administración no responde

La Unión de Capitanes y Oficiales de Cubierta (UCOC), que nuclea a los capitanes de remolcadores del Canal de Panamá, ratificó hoy sus denuncias formuladas en una conferencia de prensa realizada la semana pasada. En la misma manifestó su rechazo a las sanciones establecidas para 11 trabajadores del gremio y denunciaron que existió “una acción premeditada” por parte del ex Administrador del Canal Jorge Luis Quijano, la Junta Directiva y el ex presidente panameño Juan Carlos Varela para “confabular en contra de los trabajadores de la Unión”. Críticas al actual Administrador del Canal, Ricaurte Vásquez. 

De esta manera, los capitanes de remolcador hicieron referencia a los “Varelaleaks”, que revelaron mensajes privados entre Roberto Roy, ministro de la Junta Directiva del Canal, y el ex presidente panameño Juan Carlos Varela, en donde denunciaron que existió “mala fe y falta de procedimientos” de parte de la ACP para “generar 11 chivos expiatorios y echarles la culpa de la paralización de las actividades en el Canal”.

“Esta información valida los hechos acordes a las investigaciones realizadas por la Unión y los últimos fallos de la Junta de Relaciones Laborales, instrumento laboral del Canal, a favor de los reclamos de los trabajadores sobre la mala fe y la alta de procedimientos con que la ACP procedió el 12 de abril para generar 11 chivos expiatorios, todos de nuestra afiliación” afirmó Agustín Ureña, secretario general de UCOC.

“En las filtraciones correspondientes al día 13 de abril, el ex ministro del Canal Roberto Roy le manifiesta al ex presidente Varela que la Junta Directiva, en consenso con el ex administrador Jorge Luis Quijano, decidieron despedir a dos capitanes sin siquiera iniciar las investigaciones de rigor” señaló Ureña durante la conferencia, y agregó “así, violentaron el debido proceso y la presunción de inocencia”.

En ese sentido, Ureña concluyó “dentro de las filtraciones se puede apreciar también la injerencia de la Junta Directiva del canal en la elección de los miembros de la Junta de Relaciones Laborales, ente que sirve de garantía compensatoria a los trabajadores del Canal”. De momento, Ureña contó que la situación de levantamiento de las sanciones no se ha modificado a pesar del cambio de Administrador, que tiene ahora al frente del Canal a Ricaurte Vásquez.

La campaña de difamación y ataque a la UCOC

El jueves 12 de abril del 2018, el pueblo panameño fue sorprendido, a través de los medios de comunicación, con la noticia de que las operaciones en las nuevas esclusas del Canal de Panamá estaban detenidas debido a una “paralización de labores” por parte de los Capitanes de Remolcador, agrupados en la Unión de Capitanes y Oficiales de Cubierta (UCOC).

La Administración del Canal (ACP) publicó en medios escritos, radiales, redes sociales y en la televisión, tanto nacionales como internacionales, que los capitanes se rehusaron a seguir “instrucciones” y “se negaron” a realizar los tránsitos por el Canal Ampliado, ya que no aceptaron la “normalización” de la tripulación y que los “Winches” (molinetes o cabestrantes) de todos los remolcadores estaban operativos.


“Al principio un gran sector del país aceptó de manera integral la versión de la Administración del Canal, ya que hubo una condena social incuantificable hacia los capitanes de remolcador, buscando su despido como si fuesen criminales que atentaron en contra del bienestar del Canal; casi todo el país nos calificó de terroristas” señalaron desde UCOC mediante un comunicado.

Ricaurte Vasquez se mantiene en silencio

Desde UCOC destacaron que “con el tiempo, no sólo pudimos comprobar la ilegalidad de cómo procedió la ACP con el tema de la reducción inconsulta, ilegal e irresponsable de la tripulación de los remolcadores, ya que jamás existió una orden escrita, clara y documentada, sino que la persecución laboral que se desató en contra de los capitanes mostró lo corrupto y perverso de un sistema laboral totalitario que no respeta los fallos de los procesos cuando son a favor de los trabajadores, buscando todo tipo de triquiñuelas para extender los mismos”.

Quijano abraza a Ricaurte Vazquez

“La administración ha dosificado las sanciones contra los capitanes, a fin de buscar un desgaste emocional y de fondos del sindicato y por más que se ha mostrado con evidencias claras nuestra inocencia, pareciera que las sanciones estaban firmadas antes del 12 de abril del 2018” sostiene el comunicado, al tiempo que señalaron “así lo comprueban los “Varelaleaks” con los mensajes de texto del Ingeniero Roberto Roy con el ex presidente Varela”.

Según los capitanes de remolcador, el Ministro de Asuntos del Canal le envió un mensaje de texto el 10 de abril del 2018, dos días antes de la “paralización”, al ex presidente diciendo que los capitanes de remolcador “quieren un tercer marino”, argumento que calificaron de “falso” dado que “el tercer marino era parte de la ley del Canal”, según indicaron.

“Luego sigue otra serie de diálogos, entre ellos el del 13 de abril, en donde Roberto Roy le manifiesta al ex presidente que la Junta Directiva había decidido junto a la Administración botar a dos capitanes, sin siquiera empezar las investigaciones. Esto muestra que la paralización del 12 de abril no solo fue planificada, sino que la administración de Jorge Luis Quijano, vía su cadena de mando, no actuó para subsanar el inconveniente de la reducción del personal sino que incumplieron sus funciones desistiendo de las mismas para provocar la paralización y con el engranaje mediático coordinado, señalar a los capitanes como responsables cuando en realidad los verdaderos culpables de paralizar el Canal fueron ellos” afirmaron.

Finalmente, el comunicado concluye “hemos denunciado intentos de privatización del servicio reiteradas veces y la ACP se escuda diciendo que va a comprar más remolcadores, pero no vemos avances en el tema. Pedimos justicia al nuevo Administrador Ricaurte Vasquez para con nuestros capitanes”.  Notitrans intentó comunicarse con voceros de la ACP sin éxito  para que den la versión de los hechos.

El apoyo de la ITF

Comitiva de la ITF que viajó a Panamá para apoyar los reclamos de los trabajadores de UCOC

La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) se solidarizó en repetidas ocasiones con los capitanes de remolcadores de UCOC e incluso publicó un “estudio de fatiga” que concluyó que “los capitanes de remolcadores se encuentran con exceso de trabajo y de manera poco ordenada, por lo que se están quedando dormidos en sus puestos de trabajo, poniendo en peligro las operaciones del Canal”.

El estudio de fatiga entre los capitanes de remolcadores del Canal de Panamá había sido realizado por el Dr. Barry Strauch y la Dra. Isabel Gonzales, expertos en errores humanos, causalidad de accidentes y medicina ocupacional y destaca que “debido a que los remolcadores desempeñan un papel clave en el tránsito de grandes embarcaciones con carga peligrosa a través de vías navegables estrechas y complejas, el potencial de un accidente catastrófico y relacionado con la fatiga aumenta”.

“Le dijimos a la gerencia antes de que se abriera el nuevo canal que necesitábamos más remolcadores y más personas”, había asegurado un capitán de remolcador consultado por la ITF, aunque señaló “la ACP no quiere escuchar”. De esta manera el malestar crece y promete un nuevo escenario de confrontación por la decisión política que parece encaminarse a tomar Ricaurte Vásquez para las primeras semanas del 2020.