Canal de Panamá: La ITF preocupada por la seguridad operativa

El propio secretario General de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), Stephen Cotton, brindó una conferencia de prensa en la que criticó a funcionarios de la autoridad del canal que encabeza Jorge Quijano, por impulsar una embestida contra los capitanes de remolcador. Preocupado por los efectos que esto pueda tener a nivel mundial es que la ITF buscó que se construyan consensos, aún imposible por culpa de los funcionarios del canal.

En medio de la guerra comercial entre China y EEUU, Quijano se embarcó en una “guerra sucia” contra la fuerza laboral mas estratégica en las nuevas esclusas que son los remolcadores . En el comercio internacional reina la incertidumbre del desenlace del conflicto que no es por un aumento salarial de los capitanes sino porque reclaman vulneraciones a la seguridad por la  la eliminación del Segundo capitan y tercer marinero en los dos últimos meses , lo que generó el rechazo de la comunidad Maritima .

Los números le dan la razón a los trabajadores qué hay Gato encerrado. Estimaciones promedio oficiales  afirman que por las nuevas esclusas pasan un promedio diario de siete NeoPanamax que pagan entre medio millón y un millón trescientos mil dólares cada uno. Eso sin contar los pasos del viejo canal . Para tener una idea el problemano no es laboral ya que muestra que no influyen  en los costos operativos.

La ACP esconde una guerra personal que no oculta  ya que los números son más que claros: un marino que realiza un riesgoso trabajo cobra al año 18 mil dólares , un capitán de remolcador unos 80 mil dólares, mientras que un práctico 550.000 dólares . Para colmo en la nuevas esclusas es estratégico  el rol del remolcador ya que por una negligencia de cálculo,  los remolcadores son necesarios para que no haya accidentes . Sin duda los números son claros y esto a 3 meses es una guerra personal de los capitanes que se comentaría por lo bajo no deja de repetir que eso les pasa porque  “ se atrevieron a cuestionar mi autoridad”. Algo infantil y hasta caprichoso.

La capitanes denuncian persecución 

Los capitanes de remolcadores afiliados a la Unión de Capitanes y Oficiales de Cubierta (UCOC) hablaron ayer en una conferencia de prensa llevada a cabo en el Hotel Radisson Decápolis de la capital panameña del estado actual del conflicto que mantienen con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) desde el 12 de abril pasado.

Participaron también en apoyo importantes dirigentes de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) y se declaró el apoyo de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT).

“Desde la inauguración del Canal, el entrenamiento se llevó a cabo siempre con 2 capitanes de remolcador, 3 marinos, un ingeniero y un asistente. La ACP utilizó como argumento para eliminar trabajadores el mínimo de 4 establecido por el Certificado de Inspección de Seguridad Marítima (CDIM), aunque este considera que puede haber hasta 10 tripulantes” señaló Cristóbal Fálquez, secretario general de UCOC.

En este sentido, Fálquez resaltó “hoy no tenemos Manual de Operaciones para la asistencia de los remolcadores a los buques en las nuevas esclusas. Nosotros podemos decir que intentamos a través de todas las figuras legales y reglamentos para tener condiciones de trabajo específicas en esta sección del Canal” y agregó “la ACP dijo que la figura del segundo capitán cuesta 6 millones de dólares. Eso no es culpa del capitán, es una consecuencia de la mala gestión administrativa”.

“La Autoridad no ha tomado ninguna medida por la fatiga de nuestros capitanes, sino más bien ha empezado investigaciones predisciplinarias ante estas situaciones” concluyó Fálquez.

 

Julio Sosa, Vicepresidente del Comité Ejecutivo de ITF
Julio Sosa, Vicepresidente del Comité Ejecutivo de ITF

La ITF le habló al pueblo panameño 

Por su parte, el secretario general de la ITF Stephen Cotton aseguró “Panamá está creciendo como hub del transporte. Vemos con preocupación lo que ocurre con los Capitanes de UCOC. Sabemos que la presión laboral requiere trabajo en equipo, por eso no entendemos la decisión de la ACP de reducir el número de tripulantes a bordo”, y explicó “la reducción de marinos genera riesgos no solo para los trabajadores del canal, sino también para aquellos que trabajan en los buques que transitan las esclusas”.

“Ha habido un abuso de los procedimientos legales, porque entiendo que toda decisión que involucre a los capitanes debe ser tomada en colectivo. Creemos que hay mucha presión sobre los marinos, por lo que conduciremos un estudio que tendremos listo para septiembre para producir evidencia de que esto es un riesgo para el Canal” concluyó Cotton.

Stephen Cotton, Presidente ITF
Stephen Cotton, Presidente ITF

La Argentina en ITF apoyo a los capitanes 

Finalmente, Julio Sosa, vicepresidente del Comité Ejecutivo Mundial de la ITF, secretario gremial de La Fraternidad (Argentina), manifestó “El Canal es una de las herramientas principales de panamá, y debe ser rentable pero también seguro. Sabemos lo qué podría llegar a pasar con una mala operación por falta de personal si un buque de contenido peligroso tiene un accidente”.

Además, Sosa,  miembro del gremio ferroviario de La Fraternidad, integra Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte trajo el apoyo del país y resaltó “creemos que es un tema de interés nacional en el que deben participar las máximas autoridades para dar una solución. Los sindicatos del mundo se van a expresar a través de sus embajadas. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) y los organismos internacionales van a tener que tomar reprimendas contra el país y las autoridades del Canal”.

Canal de Panamá