9.3 C
Buenos Aires

El fracaso de Avianca tiene nombre propio

MÁS NOTICIAS

Lo que parecía algo sensacional como “la revolución de los aviones” dejó al descubierto la irresponsabilidad y los intereses de por medio, sobre todo con el ministro de Transporte durante la gestión de Macri, Guillermo Dietrich. La situación de Avianca Argentina y otras empresas que se vieron perjudicadas durante la gestión del macrismo.

El fin de Avianca Brasil, filial Argentina, llegaba a su fin, desde que se comenzó con la compra venta realizada en términos aeronáuticos y del imaginario social era imposible separar a la familia Macri de la transacción en donde MacirJet dejo de existir para para ser Avían Líneas Aéreas –nombre legal de la empresa-, relata al respecto el sitio especializado aviacionenargentina.com.ar

E indica que Julián Cook CEO de Flybondi , mantuvo durante el macrismo reuniones en la quinta presidencial de Olivos sin que nadie del sector se enterara. Quienes participaron de esas “reuniones secretas”, también fueron el operador macrista, hoy en Uruguay con el objetivo de esquivar la justicia argentina y el mismísimo ministro de Transporte en ese entonces, Guillermo Dietrich.

Punto clave de la traición

La nota periodistica detalla que uno de los momentos clave del desenlace durante una reunión realizada en la quinta presidencial de Olivos mientras promediaba la tarde del 13 de junio de 2018.

“De aquel encuentro ocurrido 45 días antes de que entrara en vigencia la tarifa mínima desregulada -sistema aún vigente-, como línea aérea solo participo Flybondi representada por su CEO Julián Cook. Otros de los presentes fueron: Guillermo Dietrich –Ex Ministro de Transporte-, Michael Cawley –antiguo COO de Ryanair-, Tomas Insausti –Ex Administrador Nacional de Aviación Civil-, y el periodista de La Nación Pablo Sirven”, se indica en aviacionenargentina.com.ar.

Desigualdades

En octubre de 2018 se le otorgaron tras la realización de dichas reuniones en Olivos 180 rutas a Flybondi, mientras que sólo 12 a Avianca Argentina. Además, Guillermo Dietrich fue advertido por máximos ejecutivos de Avianca Argentina y Lasa cuando comenzaron a venderse pasajes a bajo costo, distintas fallas y pedidos de cambios para que las compañías no quiebren. “Si tienen que cerrar, cierren” fue la respuesta del ex ministro, mostrando una falta total de empatía y dejando en claro que había intereses de por medio.

Por eso Lasa solo voló 45 días al tiempo que Flybondi sumaba aviones a su flota, mientras que Avianca Arg agotaba todas las instancias posibles para sobrevivir cosa que resulto imposible porque no pudo competir contra las tarifas ofrecidas en el mercado por FB, Aerolineas Arg, Latam Arg y Norwegain, explica el sitio especializado en aviación. Dietrich dejó en claro su abuso de autoridad en perjuicio de empresas del sector con matrícula argentina sobre todo con aquellos encuentros a espaldas de referentes del sector e incluso medios de comunicación.

 

Fuente: Aviacion en Argentina

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img