CACEL reiteró su pedido por la reanudación de la actividad náutica

A 200 días de la interrupción total de la práctica deportiva y recreativa en el agua, la cámara que representa a constructores de embarcaciones livianas creó una petición pública a través de la plataforma Change.org y reiteró el envío de notas a las autoridades a nivel nacional, provincial y municipal.

Con pedidos formales a Jefatura de Gabinete, Ministerio de Salud, Ministerio de Turismo y Deportes, Gobernación de Provincia de Buenos Aires e Intendentes de AMBA, la Cámara Argentina de Constructores de Embarcaciones Livianas (CACEL) volvió a destacar que “las actividades náuticas, por naturaleza, aíslan a los individuos en sus embarcaciones en un medio de no transmisión: aire libre, espacios abiertos, distanciamiento social entre distintos grupos, etc.. Mediante el seguimiento de un estricto protocolo en las guarderías y clubes náuticos puede asegurarse la no generación de focos de contagio de COVID-19”.

Asimismo, las autoridades de la Cámara recordaron que “otro aspecto de importancia es que, en la zona del Delta, si bien como medida de prevención se podría mantener la prohibición de desembarco en clubes y recreos, la posibilidad de navegar permitiría a los establecimientos de las islas trabajar bajo la modalidad de take away aportándoles un mínimo de recursos que les permitan subsistir”.

En esta línea, CACEL puso de manifiesto los beneficios derivados en términos de fortalecimiento de la “salud mental de los individuos sin abandonar los cuidados extremos que la pandemia nos impone” y haciéndose eco de los numerosos pedidos de nautas y familias que ansían el retorno al río, espejos de agua y mar creó una petición en Change.Org