CACEL pidió ser incluida como actividad esencial

La Cámara Argentina de Constructores de Embarcaciones (CACEL), expresó ser incluída dentro de las actividades que pueden desempeañr tareas debido a la necesidad de activar el sector. Los empresarios reclaman poder contar con la posibilidad de tramitar permisos de circulación para los trabajadores.

Dasde la CACEL, como entidad que nuclea a los constructores de embarcaciones del país, se manfesó su “sorpresa por no ver incluida la actividad de astilleros, talleres navales, proveedores y contratistas de la industria naval” dentro de las actividades esenciales descriptas en el DNU 605/2020, publicado el pasado 18 de julio último,en el Boletín Oficial.

Además, desde la Cámara señalaron que “la industria naval liviana tiene características perfectamente asimilables a otras incluidas en el listado” y agregaron “en sucesivas notas a las autoridades municipales, provinciales y nacionales, se mostró que nuestro sector cumple con las normas generales derivadas de la declaración de cuarentena”.

Los empresarios destacaron los acuerdos logrados con los sindicatos de la actividad para cumplir con los protocolos de prevención ante la pandemia Covid-19. Así, sostuvieron que “se establecieron turnos de trabajo regulando la presencia de personal, se proveyeron barbijos y elementos de seguridad y se exceptuo la concurrencia al lugar de trabajo al personal que se encuentre dentro de los grupos de riesgo”.

Asimismo, destacaron que “se aseguró que los trabajadores que concurran al lugar de trabajo lo hagan utilizando medios de locomoción propios y no transporte público”.

“La situación de gravedad en que nos ha sumido la pandemia, ciertamente afecta a todas las actividades, pero mayor es su impacto en un sector compuesto por empresas PYMES en un 100%, y donde las ayudas estatales no alcanzan para garantizar lo que hoy podría calificarse su “supervivencia”” indicaron.

De esta manera, CACEL reafirmó su “urgente pedido para evitar despidos y cierres de unidades productivas, que desde micro a medianas empresas, emplea unas 11.000 personas dedicadas a construcciones y reparaciones navales que se hacen impostergables luego de tantos meses”.

“En esta transición hacia la nueva normalidad luego de la mayor crisis experimentada a nivel mundial la función esencial como organización empresarial es la preservación del empleo. En pos de este objetivo es que urgimos respuesta y decisión por parte de las autoridades competentes” concluyeron desde la entidad empresaria.