Trabajan en identificar microbios en el subte de México

Los investigadores del Instituto de Salud Pública de ese país tomaron muestras de más de 100 estaciones y lograron encontrar la bacteria que podría perjudicar la salud de los usuarios.
Con estudios de ADN, buscan identificar los microbios que hay en el metro de la Ciudad de México  y que podrían impactar la salud de los millones de personas que diariamente emplean este medio de trasporte público.
Convocados por el consorcio internacional Metagenómica y Metadiseño de los Metros y los Biomas Urbanos –MetaSUB por sus siglas en ingles–, el 21 de junio pasado investigadores del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) tomaron muestras en asientos y molinetes de 100 estaciones del metro para tal fin.
Las 509 muestras colectadas durante el solsticio de verano fueron enviadas a Nueva York para que, tras la extracción del ADN y su posterior secuenciación, sea posible investigar toda la diversidad microbiana que hay en el segundo metro más grande del mundo.
El objetivo de este proyecto “es realizar una caracterización basal y prospectiva del microbioma, que permita la identificación temprana de perturbaciones con potencial de riesgo a la salud de la población y su asociación con factores ambientales externos”, expuso Elizabeth Ernestina Godoy Lozano, del Centro de Investigación Sobre Enfermedades Infecciosas del INSP.