Trabajadores exigen la devolución del Museo Ferroviario

Los trabajadores de la Federación Ferroviaria Argentina, encabezados por Omar Maturano de La Fraternidad y Delicia Codigone de la Unión Ferroviaria, realizaron el pasado sábado durante “La Noche de los Museos”, una protesta en el histórico predio del Museo Ferroviario Raúl Scalabrini Ortiz. Rechazan la resolución que transfiere el museo a la órbita de una empresa estatal.

“El objetivo fue reafirmar la pertenencia del museo a todos los ferroviarios y exigir su devolución a la empresa ferroviaria”, explicaron desde la Federación. Los gremios se oponen de este modo a la resolución 598/19 que transfiere el museo de la órbita de la A.D.I.S.F.E. a la órbita de la Empresa Estatal Mayoritaria (DECAHF SAPEM) desde el 1 de octubre de 2019, medida que calificaron de “arbitraria” ya que “no da participación necesaria a las asociaciones sindicales que contribuyen a la conformación del material histórico y social de la actividad”.

“La actual gestión, bajo la órbita de Guillermo Dietrich, finalizó la obra edilicia y transfirió el primer y el segundo piso a la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires y a la ADFI SE., dejando para el museo la planta baja y el entrepiso”, aseguraron desde la Federación, y denunciaron “es un espacio insuficiente para la exhibición de sus colecciones, el archivo y la biblioteca, la mayor parte de la cual permanece depositada precariamente”.

“La Federación Ferroviaria Argentina encara su negociación paritaria incluyendo dentro de ella la defensa irrestricta del museo ferroviario, su puesta en valor y la vigencia innegociable de nuestra memoria y sentimientos ferroviarios”, sostuvo Omar Maturano, secretario general de La Fraternidad, y agregó “exhortamos a las autoridades a que dejen sin efecto la Resolución 598/19 y se nos permita participar en la decisión que se adopte para analizar la mejor alternativa para la preservación de los bienes históricos ferroviarios”.

La protesta contó con la disertación de Delicia Codigone y Daniel Mallo (La Fraternidad) ante una nutrida concurrencia de trabajadores y público en general, coincidiendo en que: “el museo es de todos los trabajadores y trabajadoras ferroviarios. Su patrimonio y la vigencia de su memoria es una política de estado. Es imprescindible preservar y defender su Legado para todas las argentinas y argentinos”.

Asimismo, indicaron que “el histórico edificio debe ser puesto al servicio exclusivo del museo, dentro de la empresa ferroviaria y no en una fantasma, bajo dependencia del Ministerio de transporte”.

La manifestación de los ferroviarios se retiró de manera ordenada y pacífica. La Federación Ferroviaria la componen también los gremios de jerárquicos (APDFA) y señaleros (ASFA).

Cabe recordar que el Museo Nacional Ferroviario Raúl Scalabrini Ortiz funciona en un edificio histórico del barrio de Retiro, en el emblemático galpón N° 1 del ex Ferrocarril Central Argentino que “ha sido transferido de ámbito sin razones debidamente justificadas”.