Reabrió sus puertas el Museo Nacional Ferroviario

El Museo Nacional Ferroviario “Raúl Scalabrini Ortiz”, que está bajo la órbita  del Ministerio de Transporte de la Nación que conduce Guillermo Dietrich y de Trenes Argentinos Infraestructura, reabrió sus puertas el pasado sábado, tras la puerta en valor del edificio que exhibe el patrimonio cultural ferroviario argentino. 

El museo ubicado en un edificio histórico patrimonial, en la Avenida del Libertador 405, exhibe más de 1000 objetos ferroviarios históricos. Entre sus atracciones se encuentran un coche de vía de trocha angosta de 1906, la recreación de una boletería típica y la sala del Jefe de Estación. Además, se exhibe el Coche Oficial N1 que trasladó al Papa Juan Pablo II en su viaje a la Basílica de Luján.

La muestra se organiza por especialidades ferroviarias tales como  talleres y fábricas, vía y obra, comunicaciones con aparatos de telegrafía Morse antiguos, áreas dedicadas a pasajeros, con muestras de coches de lujo con sus vajillas de época, modelos y maquetas de material rodante, entre otras piezas de valioso patrimonio histórico.

El museo cuenta además con un nuevo centro de estudios históricos ferroviarios en su entrepiso, donde se preserva parte de la documentación histórica, fototeca y hemeroteca que resume más de 160 años de historia de nuestros ferrocarriles.

Las obras de remodelación incluyeron la renovación de fachadas, la colocación de un techo en el ingreso, la restauración del hall y las salas de exposiciones, instalación de baños públicos, puertas de emergencia y restauración de pisos. También se construyeron nuevos accesos y escaleras con rampas para personas con movilidad reducida y se incorporaron oficinas y baños de uso exclusivo para el personal.