SUPA violento: investigan a Corvalán por portuario baleado

Por estas horas reuniones frenéticas por videoconferencia se suceden entre funcionarios y sindicalistas ante los hechos de violencia de la madrugada que protagonizaron militantes del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), bajo el mando de cuestionado gremialista Juan Corvalán.

Tal como adelantó Notitrans, ayer domingo, sobre la naturaleza del choque entre militantes portuarios que obligó a la intervención de la Prefectura Naval y que dejó más de 70 detenciones, todo apunta ahora al supuesto disparo que alegan recibieron portuarios del SUPA. “Se les escapo un tiro por error”, se reproducen en WhatsApp los comentarios del mundo portuario.

En el video se ve que el trabajador baleado del SUPA es auxiliado por sus compañeros. El audio y los gritos en el material no dejan dudas acerca de la procedencia del disparo. Mientras entre tres personas intentan meter dentro de un auto al herido -identificado como Juan Galarza– para llevarlo a que sea asistido, se puede oír con claridad entre los gritos a un testigo señalando que fue “a quemarropa”. Seguidamente, otro testigo cuestiona al agresor: “¿a un compañero?”; y para no dejar lugar a suposiciones, otro militante presente en el lugar increpa al presunto culpable de efectuar el disparo: “¡¡¡Estás re loco vos!!! ¿Cómo vas a tirar así?”.

De las imágenes puede entenderse claramente que se trató de una descarga accidental de un arma de fuego, al interior de un grupo de choque interno de la militancia violenta, bajo las órdenes del SUPA. Asimismo, en el video se observan dos sujetos con indumentaria del club River Plate, por lo que se sospecha de facciones de la barra brava presentes en el Puerto al momento del incidente; es decir, barras que podrían estar contratadas, también por los empresarios, como denunció el SUPA.

La justicia investigando y la pelea por la paritaria

El hecho dejó sobre la mesa dos escenarios con dinámica propia: la resolución de la paritaria y la investigación judicial. Con dos carriles por separado, corren los resultados de los escenarios que pueden arrojar novedades por estas horas.

Juan Corvalan, Secretario General del SUPA.

Mientras el SUPA montó en la mañana de hoy una estrategia de victimizarse por la violencia ante lo medios prensa presentes en el puerto, en los despachos oficiales de la cartera laboral de Claudio Moroni median entre los empresarios, que rechazan los mecanismos de los violentos que quieren imponer la paritaria laboral, y los hombres de Corvalán, que quieren aprovechar los hechos de violencia para que cedan los empresarios en sus paritarias.

En el medio, la Administración General de Puertos (AGP), bajo las órdenes de José Beni, rápida de reflejos al tomar conocimiento de los hechos de violencia en las instalaciones de TRP– léase arrancar el portón de ingreso-, decidió tramitar una denuncia penal, que fue ampliada en domingo y que se suma a la violación de la Conciliación Obligatoria que realizó el SUPA por el bloqueo, la cual es plausible de duras sanciones por la cartera laboral.

De fondo, la Justicia Federal lleva adelante la investigación y deberá realizar peritajes sobre cuestiones como la convocatoria de Galarza y de otros gremialistas para reconstruir los hechos de violencia. Así el SUPA, con un prontuario de violencia en su haber, aprovecha la confusión para levantar la bandera de la “lucha portuaria”. Un escenario que poco a poco se va a ir desmontando en los próximos días, ya que ellos fueron los protagonistas del patoterismo y la violencia gremial dañando la imagen del movimiento obrero.