20.2 C
Buenos Aires

Un nuevo escándalo en medio de la pandemia sacude al SUPA de Corvalán

MÁS NOTICIAS

Gremios portuario-marítimos analizaron “problemáticas del sector” con Meoni

El encuentro, llevado a cabo con el protocolo exigido por las autoridades sanitarias, contó con la participación de los...

ITS Argentina reúne actores públicos y privados para aplicar tecnología al transporte y la infraestructura

Bajo el lema “Escenarios Tecnológicos Post Pandemia”, el pasado martes 24 de noviembre, vía online, se llevó a cabo...

Córdoba exportó por más de US$ 6.400 millones durante el 2020

Las exportaciones de productos cordobeses desde enero hasta septiembre de este año representaron ingresos económicos de US$ 6.467 millones...

Arribó al puerto de Mar del Plata nuevo buque oceanográfico de investigación pesquera

Un nuevo buque oceanográfico adquirido por el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep) arribó hoy al puerto...

Las luces de alarma se prendieron estas últimas 48 horas ante un posible caso de Covid-19, si bien el caso parece por estas horas que no resultó positivo, el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) de Capital Federal y Dock Sud, protagoniza un nuevo escándalo por cómo manejó la situación sanitaria.

El pasado miércoles 20 unos 35 afiliados al SUPA concurrieron a una Asamblea convocada por el eterno lider Juan Corvalán. Allí se explicaba al grupo de estibadores y delegados los alcances de la prórroga de las concesiones porteñas por dos años. Hasta ahí todo normal . Según pudo reconstruir Notitrans , todo en un segundo se convirtió en una situación incómoda y por momentos hasta violenta, ante un potencial caso de contagio de Coronavirus.

En un momento, tomó la palabra el estibador de TRP, Luis.P conocido como el “Choco”, y explicó que su hijastro que convive con el, se habría contagiado de Covid-19 y no de Dengue como se pensó en una primera instancia. Ante semejante noticia, el trabajador recibió todo tipo de críticas por hacerse presente, situación que desesperó a los presentes en la sede de Bolívar al 1000 en pleno corazón de San Telmo.

Conocida la situación por parte de Terminales Río de la Plata , la terminal 4 como la 5, de donde provenían los distintos trabajadores de la asamblea ,se procedió por protocolo a separar a los estibadores y evitar que concurran a sus puestos en las terminales.

Lo preocupante del caso es que el SUPA optó por el silencio institucional, ante un eventual caso que pudo haber derivado en un contagio masivo, si bien se conoció al cierre de la nota que el isopado al “Choco” dio negativo, el gremio no tomó acción alguna de contención para manejar la crisis.

Malestar en las bases del SUPA

Aún en medio de dicho tenso contexto, la asamblea continuó y el primogénito de Corvalán, Diego, no la pasó nada bien. Los trabajadores eventuales de TRP , le exigían que cumpla su palabra del ingreso en la Terminal 4 de personal estable y con 24 jornales asegurados. Algo que el sindicato no puede garantizar en este contexto de crisis.

Así las cosas, son días de fuertes rumores, incluida una operación por problemas de salud que tenía programada Corvalán, y que no se sabe si se concretó por estas horas. Ingredientes varios de un culebrón mexicano, lo que sí debe quedar claro que en lo que significa la lucha contra la pandemia, se debe mantener una situación responsable frente a temas de Salud Pública. Sin duda la actual conducción del SUPA, una vez más no es un ejemplo.

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -