¿Somos todos Aerolíneas?

 

El 12 de mayo del corriente año publicamos en solicitada una Carta Abierta a la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, donde explicábamos los motivos por los cuales, muy a pesar nuestro debimos realizar una Asamblea de 3 horas, en el aeroparque Jorge Newbery, provocando con ello demoras y cancelaciones en varios vuelos, dicha medida se debió al incumplimiento por parte de las autoridades del grupo Aerolíneas Argentinas, de Actas compromisos firmadas en la última negociación, como asimismo del Dictamen del Ministerio de Trabajo que, en concordancia con lo dictaminado por la justicia ordenaba a las empresas a cubrir los cargos de conducción con personal encuadrado en la carrera de UPSA.

 

Hoy pasados casi cuatro meses, en los que se realizaron numerosas reuniones con las autoridades de la Secretaría de Transporte y del Ministerio de Trabajo, nos encontramos con que las autoridades empresarias siguen desconociendo lo firmado y lo dictaminado por las autoridades de aplicación, manteniendo la situación anterior, con el agravante que se desplazó en el área técnica, personal de carrera con larga e intachable trayectoria empresaria para ser reemplazado por personal no representado por esta Asociación y que sin dudar de su honorabilidad no cuentan con la experiencia necesaria para ocupar cargos de la importancia del mismo.

 

Este avasallamiento y falta de diálogo para con nuestros representados y para con la Asociación es una constante desde que el 17 de junio de 2010 enviamos carta de cinco (5) carillas en la que expresábamos una serie de críticas, nunca respondidas, sobre la marcha de las empresas.

 

“Los trabajadores no somos el problema, somos parte de la solución”

 

Es indudable que este accionar apuntó a tratar de silenciar nuestras críticas, pero como se dieron cuenta que no íbamos a callarnos, optaron por esta persecución, para generar temor e incertidumbre en nuestros representados como asimismo para obligarnos a tener que volver a tomar medidas de acción directa, desviando ante la opinión pública y gubernamental el tenor de nuestras críticas, haciéndolas pasar por reclamos reivindicativos o salariales cuando en realidad son en defensa de los ataques recibidos por poner en duda la eficiencia en la gestión.

 

Pero no podemos, ni debemos llamarnos a silencio cuando nos enteramos de las cifras millonarias que se giran todos los meses desde el Ministerio de Economía, para hacer frente al funcionamiento de las empresas. Cuando se sabe que con una gestión más idónea y eficaz esas cifras se verían disminuidas significativamente.

 

Para muestra sobra un botón, no hay explicación alguna para que al momento se deban los balances de los años 2008, 2009, 2010. Como tampoco lo hay para que nunca respondieran como marca la ley a la solicitud de información, que presentara el Director Obrero el pasado 26 de Mayo; para conocer el estado real de la situación empresaria.

 

En este punto, queremos, citar las palabras del ex presidente Néstor Kirchner, en el encuentro de la militancia en febrero de 2004. “Queremos tener compañeros que piensen, que nos digan la verdad, que tengan capacidad transgresora, que ayuden a equivocarnos lo menos posible”

 

Reiteramos una vez más que fuimos, somos y seremos firmes acompañantes de la decisión histórica de estatizar al grupo Aerolíneas Argentinas y acompañamos y acompañaremos participando fehacientemente en su recuperación como herramienta fundamental del desarrollo aerocomercial como asimismo, como medio vinculante del vasto territorio nacional.

 

 

 

(*) Secretario General de la Unión del Personal Superior y Profesional de Empresas Aerocomerciales (U.P.S.A.)