Reparan un canal del río Paraná luego de complicaciones por bajos niveles fluviales

Una serie de dragas normalizaron la situación en un canal argentino del río Paraná tras un derrumbe durante el fin de semana, aunque empresas agroexportadoras continúan embarcando a volúmenes inferiores a los comunes en Rosario por el bajo nivel de la vía fluvial, dijo el miércoles una cámara de puertos privados.

El pasado domingo, un derrumbe en un canal del Paraná cerca del polo agroportuario de Rosario -donde se embarca el 80% de las exportaciones agrícolas y agroindustriales de Argentina-, obligó a las compañías a cargar menos mercadería en los navíos para poder circular por el río.

Así, en las primeras horas de hoy, el gerente de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPyM), Guillermo Wade, afirmó a Reuters que el trabajo de las dragas habían logrado normalizar la situación en el canal, aunque la carga de las bodegas de navíos continuaba siendo afectada por la histórica baja del Paraná.

“Las dragas tienen que seguir operando porque hace falta” por la baja altura del río, producto de una sequía en el norte argentino y centro de Brasil, señaló Wade.

Según un informe de la Prefectura Naval Argentina, el nivel del Paraná a la altura de Rosario era de 0,44 metros el miércoles, muy por debajo de la media de 3,68 metros para el mes de mayo establecida por el Instituto Nacional del Agua (INA). En las mediciones del nivel de los ríos, el cero corresponde a una medición de referencia y no a la profundidad al lecho del río.

En ese sentido, Wade dijo que el actual nivel del Paraná obliga a compañías en Rosario como Cargill y Bunge a cargar 10.000 toneladas menos de mercadería en barcos modelo Panamax que habitualmente dejan la zona con entre 50.000 y 55.000 toneladas en sus bodegas.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, y el tercero de maíz. Sus agricultores están en plena cosecha de la oleaginosa y el cereal, que según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires tendrían una producción de 49,5 y 50 millones de toneladas, respectivamente.