19.5 C
Buenos Aires

EE.UU.: Amazon admite que sus conductores se ven obligados a orinar en botellas

MÁS NOTICIAS

La compañía de comercio electrónico más grande del mundo, Amazon, está en  medio de una tormenta por acusaciones de ex empleados, políticos y sindicatos por usos y costumbres laborales abusivos por parte de la empresa. Esta semana admitió públicamente que ahora y antes de la pandemia sus choferes tienen problemas para conseguir un baño en medio del intenso tránsito.

Más allá de las justificaciones que pueda o no tener la empresa y los empleados, es un hecho que la famosa eficacia de la logística de la compañía más grande del mundo tiene un alto costo para los trabajadores de la empresa.

La eficiencia lo es todo. Conducen. dejan las llaves puestas, el auto en marcha, cargan cajas y hacen la entrega. En medio de la pandemia no hay baños públicos. La jornada de trabajo se hace una tortura eterna.

Esta semana Amazon admitió que sus conductores deben orinar en botellas debido al tráfico por los problemas que tienen para encontrar baños durante los recorridos de entrega, al disculparse públicamente con un congresista estadounidense que denunció la situación y al que la empresa respondió con un tuit que ahora consideró “incorrecto”.

Esto llegó a ser discutido por Twitter, donde la empresa aseguraba que si esto fuera cierto nadie trabajaría con ellos. Con este movimiento, Amazon está intentando que no se forme el primer sindicato de la empresa en Estados Unidos que agruparía a 800.000 trabajadores de todas sus líneas.

La firma, que ya es el segundo mayor empleador del país, se retractó del mensaje que publicó en Twitter el pasado 24 de marzo en respuesta a Pocan, quien es representante demócrata por Wisconsin.

“Pagar a los trabajadores 15 dólares por hora no lo convierte en un ‘lugar de trabajo progresista’ cuando se destruye un sindicato y se hace que los trabajadores orinen en botellas de agua”, afirmó Pocan en un tuit.

“Realmente no crees lo de orinar en botellas, ¿verdad?”, respondió Amazon en otro tuit.

El mayor error no fue ese, los ejecutivos de comunicación de la compañía de manera inexplicable -afirman que están muy presionados por el CEO de Amazon, Jeff Bezos- redoblaron la apuesta con el legislador y lo desafiaron de manera pública con otro tuit.

“Si eso fuera cierto, nadie trabajaría para nosotros. La verdad es que tenemos más de un millón de empleados increíbles en todo el mundo que están orgullosos de lo que hacen y tienen excelentes salarios y atención médica desde el primer día”.

Finalmente, la sangre no llegó al río, el equipo de comunicación reflexionó y al poco tiempo pidió disculpas publicando otro tuit al legislador y en su web oficial diciendo que “Amazon” puntualizó que su tuit “fue incorrecto”.

La imagen es real y lo dice todo. No son botellas con bebidas isotónicas o energéticas.

“Sabemos que los conductores pueden tener problemas para encontrar baños debido al tráfico o, a veces, a las rutas rurales, y este ha sido especialmente el caso durante la pandemia a causa del COVID, cuando se han cerrado muchos baños públicos. Es un problema de larga data que afecta a toda la industria y no es exclusivo de Amazon” aclaró la compañía en su página web.

Según la nota, se trata, sin embargo, de “un problema de larga data que afecta a toda la industria y no es específico de Amazon”, hecho que la empresa ilustró con una serie de artículos relacionados con el tema.

 

 

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img