Barcos argentinos podrían cambiar de bandera y apuntan al SOMU por los paros

 

Su titular, Jorge Álvarez denunció que el martes a la noche, luego de ser intimado por el Ministerio de Trabajo a respetar la conciliación obligatoria, el SOMU "comenzó un nuevo paro de actividades en la flota de la Hidrovía de las empresas UABL y Horamar".

"Estas empresas poseen dos modernos remolcadores en los que se invirtieron millones de dólares, y a partir de esta medida de fuerza no pueden operar", explicó Álvarez a Noticias Argentinas.

El directivo indicó que "las empresas argentinas se ven gravemente afectadas no sólo por las consecuencias económicas por la imposibilidad del cumplimiento de sus contratos comerciales, sino también por la generación de situaciones de riesgo al detener los buques su navegación normal y habitual".

Explicó que a raíz de esta medida de fuerza "se paralizan operaciones de comercio exterior y cabotaje y la navegación en la Hidrovía".

El sindicato fundamentó esta medida de fuerza en la firma de un Convenio de Trabajo en Paraguay por parte de empresas radicadas en ese país con un sindicato afín al SOMU argentino.

Pero el sector empresario del Paraguay argumenta que ya existen convenios firmados con Sindicatos de ese país del personal embarcado reconocidos y homologados ante el Ministerio de Trabajo del vecino país.

Desde Paraguay, las cámaras empresarias declaran que todas las medidas que toma el SOMU, incluyendo el bloqueo a mercaderías paraguayas realizado a fines del 2010, representan una "intromisión en las relaciones comerciales y laborales del vecino país".