Argentina exportó por primera vez torres eólicas desde el Puerto de Dock Sud

Se trata del proyecto “Outlaw”, que supone una exportación total de 45 tramos de torres eólicas Vestas con sus tres grúas en banda de estribor de 120 toneladas cada una. Es la primera vez que la Argentina exporta torres eólicas.

Según informó el Puerto de Dock Sud, el buque MV Donaugrach empezó a operar en el muelle público a través del Grupo Loginter como parte del proyecto Outlaw, que incluirá además un segundo proyecto llamado Pryor, con 42 tramos más. En total, ambos proyectos exportarán 102 tramos de torres eólicas de producción nacional a Estados Unidos.

“Es un hecho sin precedentes en el país, y es un honor que Puerto Dock Sud sea escenario y parte de la cadena logística donde se realiza la primera exportación de producción nacional del sector eólico. Demuestra el potencial de los puertos bonaerenses y el valor que pueden agregar a la cadena productiva de la Provincia de Buenos Aires y del país”, sostuvo Carla Monrabal, Presidenta del Consorcio de Gestión Puerto Dock Sud.

En ese sentido, Monrabal señaló que “las energías renovables son claves para satisfacer las demandas energéticas y a la vez reducir las emisiones de dióxido de carbono y ser más amigables con el ambiente, además de reducir los costos” y que” en Argentina, un suceso como este permite reactivar la economía, en el contexto actual que estamos viviendo con la pandemia”.

La producción de las torres está a cargo de la empresa GRI Calviño Towers Argentina S.A. (conformada por GRI Renewable Industries y Metalúrgica Calviño SA) y se iniciaron en 2017 con este proyecto, con el objetivo es fabricar torres eólicas de clase mundial en el país.

La empresa tiene con una planta de 50.000 m2 industriales cubiertos y 30.000 m2 descubiertos con la última tecnología y contaron con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, el INTI y el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología bonaerense.

Según el Consejo Mundial de Energía Eólica (GWEC), la Argentina es el quinto país del continente en energía eólica, detrás de Estados Unidos, Brasil, México y Canadá. El país se propuso utilizar el 35% de su capacidad energética a través de energías renovables para el 2024, y a cuenta con 7 parques eólicos funcionando.