La Unión Ferroviaria no acepta la quita salarial

Así lo indicó hoy Sergio Sasia, secretario general de la Unión Ferroviaria (UF), dijo que “no participó” de la reunión donde se selló el acuerdo entre la UIA y la CGT.”Nosotros no vamos a permitir que se reduzcan los salarios porque no es lo mismo una industria en crisis que otro tipo de actividad”, dijo el referente ferroviario y analizo que ni bien se va flexibilizando la cuarentena “los pasajeros van a viajar parados o sin cumplir las normas de distanciamiento”.

En declaraciones radiales Sasia habló sobre el acuerdo alcanzado entre la CGT y la UIA, “nosotros no fuimos consultados ni participamos de la reunión donde se llegó a un acuerdo con la UIA. quiero entender que ese acuerdo es para los sectores orientados a las industrias que estan en situación de crisis en donde se preserva el empleo con reducción de los salarios”, dijo.

“Nosotros no vamos a permitir que nos reduzcan los salarios, de hecho, la empresa Ferrosur que es del Grupo Camargo Correa quiso el mes pasado utilizar este acuerdo y presentaron un Procedimiento Preventivo de Crisis que no aceptamos, por lo que fuimos al conflicto y logramos que los trabajadores cobren el 100% del salario” argumentó Sasia, al tiempo que expresó “no todas las actividades son iguales, pero cada uno sabe a qué actividad representa y hasta donde puede negociar o no una reducción salarial”.

El referente gremial destacó el rol que llevan a delante los trabajadores  ferroviarios durante la pandemia por COVID-19 y señaló: “Esta semana aumentó un diez por ciento la cantidad de pasajeros en trenes en promedio, dependiendo las líneas. Hoy los trenes los están utilizando entre 35% y 40% de las personas que en un día normal”, y especificó que “el sistema ferroviario tiene una oferta diaria de 600 mil usuarios sentados, por lo que cuanto más se vaya flexibilizando la cuarentena, es lógico que en algún momento y en horarios pico, los pasajeros viajen parados o sin cumplir el distanciamiento”.

“En la mayoría de los casos se cumple el distanciamiento usando al maximo al personal y la disponibilidad de trenes, pero hay que hacer un análisis global de lo que es infraestructura después el por qué se dan los horarios pico” aclaró Sasia, y concluyó que “si la mayoría trabaja en un horario similar, eso habrá que repensarlo para que no se dé el aglutinamiento. Tampoco lo solucionamos comprando el doble de trenes, porque colapsaría el transporte urbano. Nosotros abonamos las recomendaciones del Gobierno respecto al transporte privado a los lugares de trabajo”.