Puerto de Zárate: paro del Registro automotor tiene varados 65.000 autos

 

La medida de fuerza impide chequear los números de motor y de chasis de los autos importados que llegan a Zárate Campana, por lo que esas unidades deben permanecer varadas por más tiempo del previsto por las empresas.

Sin la verificación que realizan los operarios del Registro, no se puede poner en marcha el patentamiento, por lo que las unidades no salen al mercado y las marcas deben reducir sus pedidos al exterior.

Isabel Vieyra de Abreu, secretaria general de ATE-Justicia y una de las representantes de los trabajadores que paralizan su actividad ratificó la medida de fuerza y advirtió con que el paro podría extenderse durante las próximas semanas.

"Nosotros reclamamos un aumento de 1.500 pesos de emergencia y una mejora del 40 % para discutir en paritarias", dijo la sindicalista en declaraciones a la prensa local.

Asimismo, Vieyra de Abreu aclaró que la puja con el Estado lleva dos años: "Desde la época que Aníbal Fernández era ministro no nos reciben, y lo mismo hace ahora Julio Alak".
Asimismo, la medida de fuerza impacta de lleno contra los coches que están por ser enviados al exterior por las terminales que operan en Argentina.

El paro afecta principalmente al puerto de la localidad bonaerense de Zárate, por donde ingresa la mayoría de los coches importados, y donde ya se contabilizan unas 65.000 unidades de diversas marcas.

La situación es para las automotrices muy similar a la ocurrida durante enero y febrero, cuando unas 3.000 unidades fueron varadas en el mismo puerto por las Licencias No Automáticas contra las importaciones impuestas por el Gobierno.