Puerto Buenos Aires: FeMPINRA pide reunión urgente y sigue el acampe

La Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (FeMPINRA), que el pasado viernes realizó una asamblea en la puerta de la Terminal 4, ratificó la Carpa de la Dignidad Portuaria, que llega a su octavo día. En Consejo Directivo de la Federación pidió una reunión en el Ministerio de Trabajo con autoridades portuarias,  del Ministerio de Transporte y empresarios.

El pasado viernes se realizó una marcha desde la puerta de Terminales Río de la Plata (TRP) hasta la entrada de la Terminal 4, donde se decidió en asamblea continuar con la medida de fuerza. La FeMPINRA recordó el motivo del conflicto a través de un comunicado: “La compañía presentó ante las autoridades del Ministerio de Trabajo un Proceso Preventivo de Crisis (PPC), aduciendo que dos de las líneas marítimas que ellos atienden habitualmente – una brasileña y otra estadounidense- llevarán su carga a la terminal 4. Esto motivó que cursaran cerca de 160 telegramas desvinculando de sus puestos de trabajo a los portuarios que desarrollaban su tarea en TRP. La Terminal 4 será la receptora de esas dos líneas, sin incrementar su plantel de trabajadores”.

Por su parte, desde la cartera que conduce Jorge Triaca se decretó la conciliación obligatoria, que la Federación acató. Sin embargo, los trabajadores instalaron la Carpa de la Dignidad Portuaria, que ya lleva ocho días, en contra de la monopolización de las operaciones portuarias y por la continuidad de los puestos laborales.

La asamblea contó con la participación de Juan Carlos Schmid, secretario general de la FeMPINRA, de la Confederación Argentina de Trabajadores de Transporte (CATT) y triunviro de la CGT. También estuvo presente Roberto Coria, de Guincheros y miembro del consejo directivo del gremio portuario. Raúl Lizarragia, de Seamara; Raúl Huerta, de AAEMM y otros dirigentes marítimos, navieros y portuarios se hicieron presentes en la manifestación.

Pedimos esta asamblea porque sabemos bien que estamos en un momento completo. No solamente por la actualidad nacional, los discursos, no sólo por el análisis equivocado del gobierno, sino que estamos en una puja de intereses entre sectores marítimos y portuarios”, indicó Coria.

El acatamiento de la lucha alcanzó a trabajadores representantes de los puertos Zárate-Campana y Entre Ríos, trabajadores de Exolgan – que opera en el puerto de Dock Sud-, afiliados del SUPA, señaleros y serenos de buque, entre otros.