Polémico accionar de metrodelegados impidió el normal funcionamiento de la Linea B

Un paro sorpresivo decidido esta madrugada por la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) paralizó el funcionamiento de la Línea B de subtes hasta el mediodía a causa de “una agresión a personal que se negó a trabajar con material de asbesto”, según refieren.

Sin embargo, delegados de UTA que operan en el taller Rancagua del subte desmienten esta versión y denuncian ser “increpados y amedrentados sistemáticamente” por metrodelegados, por querer cumplir con la jornada laboral. Un video que circula en redes sociales pone en jaque la versión de los metrodelegados.

El paro decretado por los metrodelegados a primera hora de esta madrugada, afectó a los 150 mil pasajeros que se calcula utilizan la línea B de subtes en el horario de la mañana. Si bien desde AGTSYP sostienen que la medida de fuerza se dictaminó por agresiones al personal que se negó a trabajar con material de asbesto, empleados del Taller Roncagua denunciaron “constantes provocaciones y ataques” por parte de los metrodelegados a los operarios, que continúan con las jornadas laborales más allá de los controles por asbesto

La contracara de la versión de los metrodelegados

“Todas las noches van al taller a provocar a los compañeros. Ni la ropa de trabajo se ponen, van a hacer política y amedentrar a quienes mantienen el lugar limpio y no los quieren dejar trabajar”, afirmó un empleado del taller afiliado a UTA a Notitrans.

En esta línea, un video que circula por las redes sociales, muestra a un hombre vestido con ropa deportiva increpando a trabajadores uniformados. “Son los metrodelegados quienes se victimizan, cuando se presentan en pantalón corto así nomás y amedentran a quienes todos los días mantenemos limpio el lugar y no nos quieren dejar trabajar”, sostiene el operario.

“La situación es caótica. Mientras hay empresas que se ocuparon de hacer las mediciones en lugar del trabajo con el  tema del asbesto,ellos siempre pusieron palos en la rueda para que no se avance con el proceso”, agregó, en relación al proceso de desabestización de los coches CAF-5000 de la Línea B que se inició el año pasado una vez confirmada la presencia del material en los coches de la línea que transita la avenida Corrientes.

Cabe recordar que desde Metrovías se viene remarcando la correcta implementación del Plan de Gestión Segura del Asbesto, cuyo objetivo apunta a “retirar,  eliminar u ocluir de manera segura todos los elementos que contengan asbesto” conforme a la normativa legal aplicable.