19.5 C
Buenos Aires

“Pandemia vial silenciosa”: alertan sobre el aumento de siniestros viales

MÁS NOTICIAS

Hoy, continúan siendo la primera causa de muerte entre los jóvenes en el país, a razón de 20 muertes por día. La falta de controloes y las fiestas clandestina potencian este fenómeno.

La referente de la asociación Madres del Dolor, Vivian Perrone, consideró que existe una “pandemia vial silenciosa” al referirse a la cantidad de muertes y personas heridas en siniestros viales, aseguró que estos hechos no disminuyeron en el último año pese a las restricciones por el coronavirus, y que fallecen 20 jóvenes por día por esta causa.

“Los hechos viales no dejaron de ocurrir nunca. Quizás la última quincena de marzo del año pasado, con el cierre total, mermó, pero en cuanto se empezó a abrir apenas un poco los casos de muertes, de heridos graves y destrucciones de familias enteras aumentaron”, dijo Perrone a Télam, quien perdió a su hijo Kevin de 14 años en 2002 por esta causa.

Según Perrone, “los hechos viales son la primera causa de muerte entre los jóvenes” en el país, a razón de “20 muertes por día”, y la salida es una sola: “campañas, controles, leyes efectivas y jueces que las apliquen”.

“Para evitar los hechos viales, primero tenemos que hablar de campañas -que hoy no hay- y después de controles efectivos, porque en cuanto la gente empieza a ver que están controlando alcoholemia y velocidad, comienzan a cuidarse”, dijo.

Producto de la falta de controles, el problema de las fiestas clandestinas “que en el verano estuvo en la costa” atlántica y “ahora se trasladó a las ciudades”, genera que las personas salen a conducir “totalmente ebrias y filmándose porque después no les pasa nada”.

Respecto a la legislación, Perrone lamentó de que se tardara “12 años para que se modificara la ley vial”, pero aclaró que no se cambió como se esperaba, ya que para quien se fuga tras protagonizar un siniestro o lo hace bajo el efecto del alcohol o estupefacientes “el mínimo de la pena sigue siendo de tres años” y “muchos jueces aplican tres años en suspenso”, quedando el condenado en libertad.

Hay que empezar a hablar de ‘homicidio vial’ como en el caso (de Eugenio) Veppo, a quien se aplicó el homicidio simple con dolo eventual porque saben perfectamente que pueden matar a esa velocidad y estando con estupefacientes o alcohol en sangre”, sostuvo.

Perrone precisó que hay al menos tres proyectos para el endurecimiento de las penas mínimas en este tipo de hechos que “duermen el sueño de los justos” en el Congreso y podrían “perder estado parlamentario” dado que “la comisión de legislación penal” de la Cámara baja “nunca se reunió para tratarlos”.

Ley Tahiel
“La Agencia Nacional de Seguridad Vial presentó el proyecto de ley Tahiel para aplicar la misma pena del homicidio simple al que mata haciendo picadas; la diputada María Luján Rey presentó otro proyecto para que se considere como homicidio simple no solo al que mata haciendo picada sino en exceso de velocidad y las Madres del Dolor presentamos otro donde pedimos un aumento de la pena mínima a cuatro años (de prisión) cuando hay agravantes como ingesta de alcohol, velocidad o fuga del lugar del hecho”, dijo.
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -