Neumáticos: apuestan por la reposición y nuevos productos

 

El 2015 aparecía en las planificaciones como un año difícil para la industria de neumáticos que, al final, tuvo un desarrollo que nadie esperaba. Por eso, quizás, las expectativas de cara a 2016 aparecen un poco más alentadoras para el sector en Argentina. Pese a que la industria automotriz continúa en aguas turbulentas, las compañías de neumáticos encuentran su salvavidas en el segmento de reposición y en el lanzamiento de nuevos productos.


“Durante 2015 se presentaron dos realidades”, explica Ariel Gibaut, Director Comercial de Pirelli Neumáticos. “Por un lardo, las ventas en el mercado de neumáticos destinados al equipamiento original siguieron el proceso de disminución de la producción en la industria automotriz. Por el contrario, el mercado de reposición registró un aumento en comparación con el año anterior, debido al crecimiento del parque automotor ocurrido en los últimos años”.


Por su parte, Juan Manuel Scassi, Gerente de Producto de Fate, considera que “tuvimos un 2015 que cerró de forma bastante positiva, sobre todo si consideramos la manera en que comenzó. Pocos pensaron que iba a tener el desarrollo que finalmente alcanzó”. En ese sentido, Agustín Pedroni, CEO de Bridgestone, destaca algunos aspectos positivos como “el crecimiento orgánico experimentado por la industria en el segmento de reposición, es decir, de los puntos de venta localizados a lo largo de todo el país”.


Este hecho, señala el directivo, “se encuentra ligado a la ampliación exponencial del parque vehicular argentino durante los últimos 10 años y su consecuente influencia en la cantidad -históricamente alta- de vehículos que circulan por el país. Eso provoca que, genuinamente, se busque un mayor nivel de recambio de neumáticos y accesorios, en el marco del mantenimiento habitual de los vehículos”.


Delineando el 2016


“Hace 100 años que estamos en Argentina y atravesamos diferentes situaciones sociales y políticas”, sostiene Pedroni, y agrega: “seguimos creciendo en el país y apostando tanto a la región como a la industria automotriz. Nuestro objetivo está en el largo plazo y no podemos desacelerar el plan de crecimiento a cinco años que nos planteamos y que se focaliza en el aumento de las ventas, las plantas Bandag (dedicadas al recauchutado), la expansión de los puntos de venta y en el desarrollo sostenido de la compañía”.


Con igual optimismo, el máximo representante comercial de Pirelli augura que “tanto en Argentina como en el mundo se pueden anticipar perspectivas de mejora en la industria, principalmente desde el punto de vista cualitativo”. Por esta razón, remarca Gibaut, “nuestros principales proyectos incluyen mejoras considerables en la performance de los productos, adaptados a una industria automotriz cada vez más exigente. También mejoras tecnológicas que permitirán la interacción entre productos y usuarios, ofreciendo mayor seguridad, conciencia en el cuidado del medio ambiente y ahorro en los costos”.

 

En la misma línea, Scassi aventura que “a partir de enero se vendrán nuevas reglas de mercado que debemos analizar detenidamente, pero las expectativas son buenas. Lanzamos varios productos durante 2015 y ya tenemos dos más en este comienzo de 2016, lo cual representa buenas señales de cara al futuro”. Para el ejecutivo de Fate, “se vienen novedades importantes, como la implementación de Euro V o la incorporación de los bitrenes, que esperamos repercutan favorablemente en nuestro sector”. En definitiva, resume, “se vienen muchos desafíos que debemos tomar como oportunidades”.