11.4 C
Buenos Aires

Congreso de Recibidores de Granos reclamó por mejores salarios y la reducción de la jornada laboral

MÁS NOTICIAS

La Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA) realizó hoy su 66° Congreso Nacional Ordinario de Delegados de Seccionales y Delegaciones, con la participación de 35 delegados congresales y presidido por su Secretario General Pablo Palacio. En este marco, el gremio emitió un documento en el que instó a los empresarios del sector a un reconocimiento de todos los trabajadores tanto en lo salarial como en el “establecimiento de condiciones laborales acordes a sus necesidades”. “No permitiremos que, una vez más, sean los trabajadores y trabajadoras la variable de ajuste”, afirmaron.

En el texto destacaron que “no renunciaremos a la lucha por un salario justo y digno que reconozca la labor de los trabajadores y trabajadoras dentro del sector más pujante de nuestro país, luego de respetar los tiempos de negociación determinados por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación Argentina en relación a la revisión de paritarias para los trabajadores de la Rama Acopio”.

Asimismo, focalizaron en la situación económica del país y en el impacto que genera la inflación en los ingresos de cada uno de sus habitantes. En este sentido, URGARA sostuvo que “lamamos a los dirigentes a hacer a un lado sus diferencias y generar de una vez por todas acuerdos comunes que permitan establecer un horizonte de esperanza donde el trabajo vuelva a dignificar”.

Y agregaron: “No continuaremos siendo socios de las pérdidas y marginados de las ganancias y no aceptaremos retroceso alguno en los derechos de los trabajadores ni el establecimiento de reformas laborales y/o previsionales que pongan en riesgo las conquistas que hemos obtenido. Así, hicieron un llamamiento a que sean los “sectores económicos más concentrados (y siempre beneficiados por las políticas de turno)” quienes respondan a las necesidades del país.

Por otro lado, en el acta agregaron que “continúan” pidiendo por la reducción de la jornada laboral. De este modo, expresaron que “estamos convencidos de que, en caso de aprobarse, generará un impacto altamente positivo no solo para los trabajadores sino también para toda la economía de nuestro país”. Según argumentaron, este cambio “no solo reactivaría la economía permitiendo a miles de ciudadanos acceder al mercado laboral, sino que se protegería la salud de trabajadores y trabajadoras expuestos a condiciones insalubres”.

Finalmente, el documento cierra con el mensaje de que “hemos elaborado un proyecto modificatorio del régimen previsional que disminuya los años de aportes necesarios para la jubilación en torno a la necesidad de que una vez por todas se comprenda la riesgosa labora en términos de salud que llevan adelante a diario nuestros trabajadores y trabajadoras“.

Participaron del Congreso 35 delegados de los 38 disponibles. De los faltantes, dos fueron por fallecimiento y el restante por enfermedad.