9.3 C
Buenos Aires

Astillero Río Santiago busca fortalecer el rol de las mujeres en la actividad

MÁS NOTICIAS

El titular del predio naval y la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires , Estela Díaz, se reunieron para continuar trabajando en la perpectiva de género en el sector.

La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz y Pedro Wasiejko, presidente del Astillero Río Santiago, el predio naval más grande del país, reafirmaron la necesidad de transformar los lugares de trabajo con una perspectiva de género e inclusión.

Así lo hicieron hoy durante un encuentro virtual en el que se presentó el libro “Mujeres que hacen barcos“, en el marco de la campaña que impulsa el Ministerio, “Oficios sin prejuicios”, precisó un comunicado del astillero, de la ciudad de Ensenada.

El libro, disponible en PDF en la página web del astillero, recoge los testimonios de compañeras y compañeros que formaron parte de las diversas etapas y luchas de la fábrica naval de Ensenada, y propone una mirada con perspectiva de género para comprender las dificultades de las minorías y atender las necesidades específicas de cada una de ellas.

Estela Díaz, autora del prólogo, sostuvo que “el Astillero Río Santiago es una empresa emblemática para nuestra región en la cultura política de la producción de Argentina y en las luchas de resistencia“.

Recordó que “el astillero nace con una decisión en la segunda presidencia de Juan Domingo Perón como parte de un modelo de desarrollo e industrialización de Argentina, de soberanía económica y autonomía nacional. En eso se inscribe y se inscribe también en una época que marcaba que este tipo de industrias eran claramente para los varones”.

Integración y participación

Luego de reconocer el trabajo de investigación que realizaron las compañeras del Astillero, que contó con el apoyo del anterior presidente, Ariel Basteiro, Wasiejko planteó la necesidad de trabajar en la construcción de igualdad e integración en los ámbitos laborales.

“Yo las llamo herramientas de democratización de los lugares de trabajo. Como parte de esta herramienta la cogestión de los trabajadores y las trabajadoras, su participación en el directorio, los Comités Mixtos de Seguridad e Higiene y la incorporación de cláusulas en el Convenio Colectivo que permitan fortalecer la participación de las mujeres y diversidades en los lugares de trabajo son clave“, precisó.

“Estamos trabajando en distintas transformaciones que se deben llevar adelante en el astillero y en las que es fundamental el acompañamiento de las y los trabajadores para lograr un crecimiento de la actividad productiva. Este proceso se tiene que hacer también pensando en clave de género y de inclusión”, aseguró.

En representación del departamento de la Mujer de ATE Ensenada, Lorena Benaglia, delegada de género en el astillero, destacó que “hay un contingente de mujeres que ya no se calla, que es protagonista de cada instancia en los debates, en la lucha y que se ganó el respeto de los compañeros y el lugar en la fábrica”

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -
- Advertisement -spot_img