Un 3,4% interanual menos de carga en noviembre para las aéreas latinas

El monto corresponde al mismo período del año pasado, según el informe mensual difundido por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

El estudio señala que esto se debió a varios vientos en contra sociales y económicos en las economías clave de la región, que han impactado en el desempeño de la carga aérea, en tanto que la oferta de espacio también disminuyó, pero un 2,3% interanual.

A nivel global la demanda, medida en toneladas por kilómetro de carga (FTK), disminuyó un 1,1% en noviembre de 2019, en comparación con el mismo período de 2018, lo que marca el decimotercer mes consecutivo de disminuciones interanuales en los volúmenes de carga.

A pesar de la disminución de la demanda, el desempeño de noviembre fue el mejor en ocho meses, con la tasa de contracción anual más lenta registrada desde marzo de 2019 y en parte, el resultado de noviembre refleja la creciente importancia de los grandes eventos de comercio electrónico como el Día del Soltero y el viernes negro, que se registraron en distintos lugares del mundo.

Si bien el comercio electrónico internacional continúa creciendo, la demanda general de carga aérea continuó enfrentando vientos en contra de los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el deterioro del comercio mundial y una desaceleración de base amplia en el crecimiento económico global.

La capacidad de carga ofrecida, medida en toneladas de toneladas de carga disponibles (AFTK), aumentó un 2,9% interanual en noviembre de 2019 y el crecimiento de la capacidad ahora ha superado el crecimiento de la demanda por 19 mes consecutivo.

“La carga aérea se recuperó ligeramente en noviembre, con una demanda de 1,1%, una mejora significativa sobre la disminución de 3,5% en octubre. Sin embargo, el cuarto trimestre es una temporada alta para la carga aérea”, dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

“Por lo tanto -advirtió- una disminución en el crecimiento sigue siendo una decepción. Mirando hacia el futuro, las señales de un deshielo en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China son buenas noticias, pero aún queda un largo camino por recorrer para que la carga logre un pronóstico de crecimiento del 2.0% en 2020 “.