Tucumán: Intiman a las empresas de colectivos a reanudar el servicio

En el segundo día consecutivo del paro que lleva adelante la Unión Tranviarios Automotor (UTA), la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, a cargo intendente Germán Alfaro, intimó a las empresas que tienen la concesión de las 14 líneas de colectivos a volver a prestar servicio y terminar con la medida de fuerza.

En tanto, desde el sindicato de choferes aseguraron que se continuará con la huelga por tiempo indeterminado hasta que los empresarios depositen la parte del sueldo de enero que adeudan.

Esta mañana, la Municipalidad envió a las empresas concesionarias de colectivos notificaciones formales de intimación a reanudar el servicio.”La Dirección de Transporte Público intima a ustedes a fin de que, de manera inmediata, procedan a reanudar la normal prestación del servicio a su cargo, bajo apercibimiento de la máxima sanción prevista en la Ordenanza 400779 (caducidad de la concesión de servicio)”, señala la notificación firmada por el subdirector de Transporte de la Municipalidad, Marcelo Barrionuevo.

El lunes último, el intendente Alfaro había declarado que “si los vecinos de la capital se quedan sin transporte público por más de 48 horas, se procederá a quitarles las concesiones a los empresarios”. Por su parte, Cesar González, secretario General de UTA Tucumán, aseguró que “en el momento en que nos depositen el sueldo volvemos a trabajar”, de lo contrario seguirán con el paro por tiempo indeterminado.

La huelga comenzó ayer a la medianoche y se lleva adelante ante el rechazo a que las firmas afiliadas a la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán paguen los salarios de enero en dos partes, de las cuales la primera ya ha sido desembolsada.
Además de afectar a las 14 líneas que recorren la capital, la medida de fuerza alcanza a los usuarios de líneas interurbanas.

El vicepresidente de la cámara empresaria, Jorge Berreta, afirmó que la situación financiera del sector es crítica, y que se agravó en los últimos meses “por la quita de los subsidios nacionales y el atraso en el valor del boleto”.

En este sentido, volvió a reclamar un precio de 29 pesos para el pasaje único en la capital tucumana, que actualmente es de 15,50. El gobierno tucumano, en manos de Juan Manzur, sostiene que le corresponde al municipio de la capital provincial buscar una solución al conflicto, pero el presidente del Concejo Deliberante, Armando Cortalezzi, rechazó una sesión extraordinaria para debatir el nuevo valor del boleto, asunto que está previsto tratar en marzo.