Tierra del fuego se prepara para habilitar el transporte y el turismo

Así lo anunció el Gobierno de Tierra del Fuego que trabaja en protocolos sanitarios para reabrir establecimientos hoteleros y reactivar el funcionamiento interno del transporte público ,manteniendo las medidas de distanciamiento social por la pandemia.

Tierra del Fuego lleva 28 días sin casos positivos de coronavirus y es por esto que las autoridades de la provincia evaluaron reactivar el transporte interurbano entre ciudades y parte de la actividad hotelera.

La ministra de Gobierno provincial, Adriana Chaperón, sostuvo en declaraciones oficiales que para el transporte interno “las empresas deberán asegurar el distanciamiento social y el uso de tapabocas dentro de los micros.” y adelantó que probablemente se dispongan cabinas aisladas para los conductores con medidas de higiene entre viajes.

En cuanto a los hoteles, las autoridades aclararon que la mayoría de ellos ubicados en la ciudad de Ushuaia, solo trabajarían con turismo interno, ya que la llegada de visitantes de otras jurisdicciones nacionales y del exterior se encuentra “descartada por el momento”.

En la misma línea, la ministra de Salud, Judith Di Giglio, mencionó que la provincia “custodia celosamente” la llegada de fueguinos desde otras jurisdicciones por vía aérea.

“Arriban en vuelos humanitarios de Aerolíneas Argentinas pero son sometidos a controles estrictos, entre ellos test rápidos, y también son obligados a realizar una cuarentena de 14 días en sus hogares”, indicó.

La ministra Chaperón también alertó por dos eventos masivos ocurridos en los últimos días en la provincia, que pusieron en riesgo la situación sanitaria: Una manifestación vehicular de feligreses en Río Grande, pidiendo por la reapertura de templos, y una fiesta en un establecimiento gastronómico situado en Ushuaia, cerca del Glaciar Martial.

“Nos preocupan porque hemos hecho todos un esfuerzo enorme por llegar a esta situación epidemiológica, y notamos que algunos se han relajado. Incluso hay comercios que han superado la capacidad permitida de personas. Esto no puede pasar”, afirmó Chaperón.

También sostuvo que este tipo de episodios “enojan al resto de la población que sí se está cuidando” y apeló a la “responsabilidad y el compromiso de la ciudadanía” para evitar un rebrote de la enfermedad.