Aumentó un 5% el costos logísticos en los que va de agosto

Así lo indicó la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), al referirse a la primera quincena del mes en curso. En tanto el acumulado es del 29% en lo que va del año.  “La depreciación del peso argentino y su consecuente cambio en las condiciones macroeconómicas del país”, son factores principales del incremento observados, según destacan desde la entidad empresarial.

La estimación realizada por la cámara empresaria considera “un dólar a $62, una tasa de interés de 74% e impactos sobre los rubros Material Rodante, Reparaciones, Neumáticos y Gastos Generales del 12% como piso, con un máximo del 28%”, indicaron en un comunicado. También afirmaron que “este análisis incluye las modificaciones en el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) pautadas en la Resolución 531/19”.

Por otra parte, desde FADEEAC resaltaron que los efectos de la devaluación sobre los costos del autotransporte si bien son significativos, “se evalúa que el impacto es menor debido a que no está acompañado por el aumento del combustible en el mercado interno”.

“Este insumo, justamente, debería congelar sus precios por 90 días a partir del 15 de agosto según lo estableció el Decreto de Necesidad y Urgencia DNU Nro. 566-19, que no incluye la suba pautada del ICL para el mes de agosto de 2019” sostuvieron, al tiempo que señalaron “en este cálculo, no se consideran aumentos en lubricantes ni en seguros, que se esperan para la segunda quincena del mes”.

Reunión con Dante Sica 

El viernes último, autoridades de FADEEAC se reunieron con el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, a fin de transmitirle la preocupación por las consecuencias que los acontecimientos de público conocimiento que afectan la economía nacional tienen sobre el sector del autotransporte de cargas y la logística.

Tras el planteo, el ministro “instruyó a su equipo para organizar reuniones urgentes en las que se trate la cuestión, a las que se sumarán representantes de la Secretaría de Energía y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)” concluyeron.