Se realizó una “bicileteada” para reclamar por más seguridad vial

Los ciclistas salieron a las 19 del Congreso y pasaron por el Ministerio de Transporte (Hipólito Yrigoyen 250, Monserrat) y por los lugares donde murieron Sofía Osswald (Perú 900, San Nicolás), Franco Sánchez (Traful y Cachi, Pompeya) e Isabel Vera (Valle y del Barco Centenera, Caballito) el 6 de diciembre de 2017 y el 3 y 10 de enero de 2018, respectivamente.  La protesta no sólo responde a los 31 días que transcurrieron entre los tres casos, sino al hecho de que dos de los tres los ciclistas atropellados por colectivos circulaban por una ciclovía.

 

Se trata de la primera movilización de ese tipo que se organiza entre agrupaciones de ciclistas (como "Masa Critica", "Rayos y Cubiertas" y "Pedalea como una piba") y Madres del Dolor, asociación civil dedicada a luchar contra la inseguridad vial. "Nos llamó la atención que hubiera tantos casos seguidos y nos pusimos en contacto con los familiares. A los pocos días nos dijeron que los habían llamado desde distintos grupos de ciclistas y quisimos participar, porque esto es algo que hay que difundir", dijo Viviam Perrone, integrante de Madres del Dolor, según informó Télam.

 

Según Perrone, el hecho de que hayan sido colectivos los que arrollaron a los ciclistas "no es casualidad: muchos choferes hablan conmigo y me explican que sufren presiones para cumplir horarios imposibles. Algo está fallando para que perdamos tantas vidas y que los choferes también se quejen". Según cifras de la asociación civil Luchemos por la Vida, el 6 por ciento de los muertos en accidentes viales el año pasado (más de 430 personas en el país) fueron ciclistas.

 

Por su parte, la Secretaría de Transporte porteño aseguró que en los últimos años hubo un "crecimiento exponencial" del uso de bicicletas, que llegó hasta los 280.000 viajes diarios. Para Fernando Bergami, integrante de Rayos y Cubiertas, tanto el transporte privado como el público "no toma perspectiva de la fragilidad de un ciclista porque no lo ve como parte del tránsito", informó la agencia estatal. "Se asume a la bicicleta no como un medio de transporte, sino como un elemento de paseo. No entienden que sí lo es y que muchos lo usan por necesidad", afirmó Bergami.

 

Aunque reconoció como "muy bueno" el impulso que le dio el Gobierno porteño al uso de las bicicletas, dijo que "no deja de ser igual de cierto que muchas ciclovías no reciben mantenimiento y que los ciclistas siempre están cuidándose de las imprudencias ajenas". Por su parte Marcelo Calderón, referente de Masa Crítica, dijo que desde las organizaciones se promueve el uso de casco y el respeto de las normas de tránsito, pero que "el más grande deber respetar al más chico". "Ante un choque con un colectivo, ni aunque uses una armadura podés salir ileso si sos ciclista", aseguró, por lo que opinó que "es fundamental que se avance con programas más intensos de educación vial".