Restituyen la fusión Embraer- Boeing

Un fallo cautelar de un tribunal de apelaciones canceló hoy una decisión judicial de primera instancia que había suspendido el acuerdo comercial que entrega el control de constructora de aviones brasileña Embraer a la estadounidense Boeing.

La decisión del camarista Luiz Ribeiro, del Tribunal Regional 3 de Sao Paulo, resolvió que una fusión entre la brasileña y la estadounidense forma parte del “libre comercio” entre empresas privadas y que no había que interferir en la operación.

De esta forma, la cámara de apelaciones rechazó el fallo del jueves pasado del juez Victorio Giuzio Neto, que había resuelto sobre una medida cautelar presentada por diputados del opositor Partido de los Trabajadores (PT).

El magistrado de primera instancia había entendido que el recambio presidencial y de las autoridades del Congreso justifican detener el proceso de creación de un joint venture con el 80 por ciento de control de la compañía estadounidense.

El gobierno de Brasil mantiene el control de la parte de Defensa de Embraer y no de la comercial, y había dado su aval para la creación de una empresa gigante de 4.800 millones de dólares.

Embraer, la tercera constructora de aviones más grande del mundo y líder en el segmento de aeronaves ejecutivas, y la estadounidense Boeing anunciaron el acuerdo preliminar para la creación de una tercera empresa destinada a la aviación comercial.

Boeing se había comprometido a pagar 3.800 millones de dolares a la compañía brasileña para quedarse con el 80 por ciento del negocio, algo que fue rechazado por los sindicatos, que denunciaron un eventual cese de mano de obra en Brasil y una suspensión del desarrollo tecnológico.

El gobierno brasileño tiene la acción de oro de Embraer, una herramienta que conservó aún tras la privatización de la empresa con sede en Sao José dos Campos, Sao Paulo, en 1994.

La operación de Boeing en busca de Embraer fue interpretada como una respuesta a la fusión entre la europea Airbus y la canadiense Bombardier.