Productores de arándanos lanzaron Centro de Cuidados Infantiles

El Comité Argentino de Arándanos (ABC), que conduce Federico Bayá, participó en la jornada de concientización en el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, realizada en Tucumán. La entidad anunció el lanzamiento de un Centro de Cuidados Infantiles que funcionará como espacio de contención y cuidado para niños y niñas de familias que trabajan durante el período de cosecha del fruto, de agosto a noviembre.

El ABC representa a más del 80% del sector incluyendo a las tres instituciones regionales APAMA (NEA), APRATUC (NOA) y CAPAB  (Bs. As.). “El mundo está mirando quiénes son los que realizan el trabajo, quiénes generan esa cadena logística desde la producción hasta la exportación, y está en nuestros principios básicos el cuidar que el niño esté donde tiene que estar, que es en la escuela, jugando y aprendiendo, y no en el campo” expresó Bayá.

La iniciativa, que surgió del trabajo conjunto con la APRATUC, RENATRE y la Secretaría de Estado Mipyme y Empleo de Tucumán, se enmarca en un conjunto de acciones más amplias que se vienen impulsando desde el Comité para la concientización y prevención del trabajo infantil en el sector, indicaron desde la entidad empresaria.

“Estamos absolutamente comprometidos y convencidos. Es fundamental que las madres entiendan que los niños tienen que estar en la escuela y no trabajando”, sostuvo Francisco Estrada, presidente de APRATUC, quien adelantó además que el Centro de Cuidados Infantiles “es ya un éxito y la idea es replicarlo en toda la provincia, para que cada vez más familias rurales puedan gozar de un verdadero salto cualitativo”.

El Centro y su implementación

Funcionará en la comunidad de Sargento Moya,  provincia de Tucumán de lunes a viernes, y según indicaron desde el ABC, brindará  actividades culturales, lúdicas, recreativas y deportivas a los niños, que serán coordinadas por profesores especialmente formados.

Desde el Comité resaltaron la importancia de conformar por primera vez un espacio institucional adaptado a la realidad que afrontan las madres que trabajan durante la temporada, haciendo foco en el cuidado de sus hijos “que muchas veces quedan expuestos a situaciones de riesgo tales como violencia, abuso y falta de contención durante la ausencia de sus padres”, finalizaron.