Patrones de pesca están de paro desde el sábado en reclamo por su convenio de trabajo, hoy los recibe Rial

 

La Asociación Argentina de Capitanes Pilotos y Patrones de Pesca espera hoy en la audiencia que convocó de urgencia la viceministra de Trabajo, Noemí Rial lograr un punto critico en defensa de sus derechos laborales para lograr el tan anhelado convenio colectivo para el sector. El encuentro con los empresarios portuarios y la funcionaria nacional se sucederá en el marco de un paro por 72 horas.

Un dato clave es que los empresarios, según Frías, se oponen a este texto de regulación de la actividad, pese a que la propia presidenta Cristina Fernández haya establecido como fecha tope para su rubricación a noviembre de este año.

“Celebramos que la viceministra haya convocado esta vez a los dueños de los barcos, y no a los gerentes o abogados, que en las audiencias no tienen poder de decisión. Esperamos, como lo hacemos desde hace años, que el lunes se acerquen voluntades para suscribir un convenio”, expresó Frias que cuenta también con seccionales además de Mar del Plata, en Buenos Aires, Necochea, San Antonio Oeste, Rawson, Puerto Madryn, Puerto Deseado, y Comodoro Rivadavia.

Aunque en un principio, la medida de fuerza sólo se sostendría por 48 horas, los patrones de pesca decidieron prolongar la acción gremial por un día más. Por ende, desde las 00 del sábado hasta la medianoche del lunes, los capitanes de barco demorarán la salida de buques desde la estación marítima local.

 

Schiavi sigue las negociaciones

 

Al mismo tiempo desde el gobierno siguen las negociaciones de cerca y funcionarios de la Secretaria de Transporte de Juan Pablo Schiavi trabajan también para encontrarle una solución al conflicto, Cabe recordar que Frias que esta alineado con la CGT de Hugo Moyano, tienen mandato hasta el 2014, y ha logrado insertar con exito al gremio en la  Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y en la Federación Marítima, Portuaria de la Industria RA, (Fempinra) en la que ocupa el cargo de Secretario de Pesca.

“Esperamos que la del lunes no sea una audiencia más, sino que se constituya como el principio de un acuerdo para redactar el convenio”, aspiró el secretario general a nivel nacional del sindicato de patrones, que en Mar del Plata tiene unos 600 afiliados.

“La medida de fuerza llega ante el cansancio del sector de ser tolerante. Hace más de 12 años que nos mantenemos firmes en el reclamo, pero lo cierto es que nunca hay respuestas favorables. Por eso que extenderemos por 72 horas al paro y no permitiremos que salgan barcos desde el puerto”, explicó Frías, que descartó que en la reunión vaya a solicitarse un aumento de haberes.

Respecto al impacto que la medida de fuerza imprimirá sobre la actividad portuaria de la ciudad, Frías aclaró: “Ellos (por los empresarios) podrán procesar y descargar todo lo que quieran, pero no podrán partir. No es una disposición que los afecte seriamente, más de cara a la llegada de Santa Rosa. En más de una oportunidad están sin salir por 72 horas”.

 

El sindicato reclama desde 1996 un convenio para el sector estratégico de la pesca

 

La demanda de los patrones de pesca no es nueva. Desde 1986, según explicó Frías, el sector opera sin un contrato de trabajo que regule todos los aspectos que hacen a la relación laboral y de dependencia, entre ellos conceptos básicos como el salario, las jornadas, los descansos y vacaciones, las licencias, las condiciones de empleo y la definición de las categorías profesionales. “Un convenio de esta naturaleza determina, además, las reglas de juego y relación entre sindicatos y empleadores”, destacó .

Según el sindicato, desde el 2000 a la actualidad, se sucedieron sin éxito alrededor de 60 audiencias para alcanzar acuerdos de cara a la sanción de un convenio colectivo para los más de 1200 capitanes y patrones afiliados al gremio. Los empresarios, según Frías, se oponen a este texto de regulación de la actividad, pese a que la propia presidenta Cristina Fernández haya establecido como fecha tope para su rubricación a noviembre de este año.

“Lo que indica la carencia de un contrato es la irregularidad con la que opera el sector. Estamos hablando de que no tenemos un marco legal que nos contenga. Entonces, suceden cosas como que un capitan primero cobra de 12.000 a 20.000 pesos y en el recibo aparece blanqueado por la mitad de ese monto”, ejemplificó el dirigente al diario el atlántico.

De cara al inicio del paro y de la reunión en la sede ministerial, Frías insistió con que el reclamo es parte de una "entidad sindical que va en crecimiento y que busca, entre otras cosas, un merecido reconocimiento al momento de jubilarse”. “Este derecho es el que viene negando sistemáticamente parte del sector empresario, pero atento a que el reclamo ha llegado a su punto límite, es que deslindamos toda responsabilidad sobre acciones de hecho o derecho que se susciten por la actitud de algún sector empresario", concluyó Frías.