Oeste-Gran Bs.As: Paran cinco líneas de colectivos por el ataque a un chofer

La medida la cumplen trabajadores de las líneas de colectivos 311, 329, 422, 500 y 501, administradas por la empresa La Perlita, que circulan por los partidos bonaerenses de Moreno, Merlo y General Rodríguez.

La inseguridad en los colectivos del conurbano ya se cobró una vida este año con el crimen del chofer de la línea 620 Leandro Alcaraz, quien fue asesinado por un grupo de tres disparos el 15 de abril pasado en la localidad de Virrey del Pino, en La Matanza. Oportunidad  que el área de seguridad de la administración de Maria Eugenia Vidal anunció que pediría un crédito para obtener cámaras de seguridad en los colectivos que circulan de noche en el Gran Buenos Aires.

En ese marco, hoy la UTA reclama que aún no se cuente con las cámaras. Y desde la Confederación de Trabajadores de Transporte (CATT), entidad de la que UTA es parte,  reclamó recientemente la instalación de registro en las unidades. “Exigimos seguridad para nuestros  trabajadores y pasajeros. Los hechos de inseguridad afectan directamente la vida de los argentinos, vemos con preocupación la falta de implementación de soluciones para un tema que se agrava día a día en las ciudades” destaca al respecto la solicitada publicada por la CATT, el domingo 8 de julio en el diario de tirada nacional Perfil.

Fuentes cercanas al Municipio de Moreno indicaron que “acompañan el reclamo y se busca articular con el gobierno provincial, en cargado del área, una solución al tema”.

La medida de fuerza

La huelga se inició después de que un chofer de la línea 501 que realizaba el recorrido número nueve de ese ramal fue atacado a puñaladas por dos delincuentes que intentaron robarle sus pertenencias. El ataque, por el que el chofer recibió dos puñaladas en un brazo y un corte en la cara, se produjo en el barrio de Las Catonas, en la localidad bonaerense de Moreno.

Según informaron fuentes policiales, el trabajador atacado no se resistió al robo pero los delincuentes lo agredieron debido a que la víctima no llevaba dinero o pertenencias de valor.

Los empleados de la empresa La Perlita, ubicada en Francisco Piovano 3553 de Moreno, reclamaban hoy ser recibidos por funcionarios del ministerio de Seguridad bonaerense que conduce Cristian Ritondo para denunciar la inseguridad que se vive en esa zona del oeste bonaerense.