Nueva Zelanda aprobó su ley de “carbono cero”

Con el objetivo de contribuir en el flagelo del cambio climático, el país se suma al compromiso que incluye la producción de vehículos eléctricos más baratos, así como la generación de electricidad exclusivamente con energías limpias, entre otras medidas.

El Parlamento de Nueva Zelanda aprobó  una ley de emisión de “Carbono Cero” para combatir la crisis climática, en cumplimiento con el Acuerdo de París para reducir los gases de efecto invernadero.

La ley trata de mantener la emisión de gases por debajo de 1,5 grados, como estipula el Acuerdo de París -del que Estados Unidos se retiró esta semana-, y supone un paso importante en la lucha contra la emergencia climática en la que está sumido el planeta, como alertaron más de 11.000 científicos de todo el mundo esta semana, informó EFE.

“Hemos liderado anteriormente al mundo en lo que respecta al desarme nuclear y el derecho a voto de las mujeres y estamos liderando nuevamente“, afirmó en Twitter el ministro de Cambio Climático, James Shaw, al referirse a la ley que excluye las emisiones de metano, pero tratará de disminuirlas gradualmente.

La ley incluye un Fondo de Inversión Verde de 66 millones de dólares, un plan para el comercio de emisiones y la inclusión del sector de la agricultura para 2025, además de la plantación de mil millones de árboles para 2028, según un comunicado del Ministerio.

La ley también suspende la emisión de nuevos permisos para la explotación de hidrocarburos en alta mar y prescribe la producción de vehículos eléctricos más baratos, así como la generación de electricidad exclusivamente con energías limpias.

Además, la regulación tiene como objetivo reducir para 2030 en un 10 por ciento las emisiones de metano biológico procedentes de la agricultura y prevé una reducción provisional en un rango del 24 al 47 por ciento para 2050.