Metros y Subterráneos del mundo piden políticas para sostener los sistemas de operación

Metrovías miembro de la Asociación Latinoamericana de Metros y Subterráneos (ALAMYS), dio a conocer el trabajo y la advertencia que realizan los operadores del sector por la delicada situación que atraviesan  los sistemas subterráneos en todo el mundo, a raíz de las cuarentenas que los distintos países están impulsando para controlar la pandemia del COVID-19.

“Las consecuencias han sido devastadoras en todos los ámbitos, especialmente en el financiero, por las importantes bajas en los viajes. En promedio, la afluencia ha disminuido en un 83 por ciento en los sistemas agrupados en ALAMYS, desde marzo de este año, a lo que se suma la incertidumbre sobre la fecha en que podría normalizarse el libre tránsito de las personas y, por consiguiente, la demanda de nuestros sistemas”, explicaron desde ALAMYS.

“Advertimos, así, que este difícil panorama podría poner en peligro la continuidad de la operación de nuestros sistemas al servicio de las personas, aun cuando ha sido el transporte público el motor movilizador para quienes cumplen labores esenciales (salud, abastecimiento, servicios básicos, entre otros), y para mantener el funcionamiento de las ciudades”, señalaron desde la asociación que reúne 43 operadores metroferroviarios asociados de Latinoamérica, España y Portugal.

En este sentido, desde ALAMYS remarcaron la necesidad de “contar con una coordinación más estrecha con sus respectivos gobiernos locales y centrales, entendiendo que cada realidad tiene sus propias particularidades, pero unidos para tomar acciones conjuntas que contribuyan a apoyar la operación de los servicios de movilidad”.

“Hacemos un llamado a sostener un diálogo permanente y directo entre cada operador y sus respectivas autoridades, con el fin de buscar y analizar cómo adoptar las medidas y planes que nos permitan sobrellevar de la mejor manera posible este difícil momento a causa de la emergencia sanitaria a nivel mundial”, agregaron en un comunicado oficial. 

Asimismo, desde la asociación destacaron que la industria y los servicios metroferroviarios “son grandes fuentes de generación de empleo”, mientras que impactan positivamente en las economías locales, gracias al desarrollo de negocios complementarios como el comercio y la publicidad en la red, y también por el aumento de la plusvalía que se genera en terrenos aledaños a las instalaciones”.

“Contar con sistemas sobre rieles también tiene beneficios medioambientales, pues estos consumen apenas un 2,8% de energía frente, por ejemplo, a los automóviles (51%) o buses (14,9%). En tiempos de rápido avance del cambio climático, este punto adquiere una mayor connotación que debe ser considerada”, agregaron desde ADEMYS, de la que Metrovías, como operador de las Red de Subte de Buenos Aires, forma parte desde 1994.

ALAMYS representa hoy 2.675,6 kilómetros de red y más de 7.600 millones de usuarios transportados, con inversiones en desarrollo por USD $49.572 millones.