16.6 C
Buenos Aires

#MakeAmazonPay: sindicatos y trabajadores exigieron cuentas a Amazon frente a Black Friday y Navidad

MÁS NOTICIAS

Mientras, en todo el mundo, los clientes se conectan en masa para aprovechar los descuentos del Black Friday, los trabajadores y los sindicatos se movilizan para reclamar a la super empresa Amazon y a otros gigantes del comercio electrónico mayor equidad ante el gran esfuerzo de sus fieles empleados.

En este 2020 marcado por el COVID-19, los trabajadores de todo el mundo tienen que superar numerosas adversidades, como la pérdida de salarios, de empleos y mayores riesgos para su salud y seguridad. Pero el confinamiento ha sido un negocio redondo para empresas como Amazon y Mercado Libre.

Los empleados arrastran transpaletas en el centro logístico de Amazon.com Inc. en Robbinsville, Nueva Jersey, EE.UU. La temporada de compras navideñas ha tenido un comienzo sólido y los minoristas parecen continuar con el impulso hoy – – Cyber ​​Monday: el día de mayor gasto en línea del año. Fotógrafo:: Victor J. Blue/Bloomberg via Getty Images

El valor de la empresa Amazon alcanzó este año el billón de dólares (el número es tan grande que es mejor escribirlo), y su fundador, Jeff Bezos, se ha convertido en la primera persona de la historia en amasar una riqueza personal de 200.000 millones de dólares.

“Amazon es uno de los mayores actores de la economía mundial y, a la vez, es un verso libre. Mientras que los trabajadores, las empresas y los Gobiernos vienen cooperando históricamente para construir juntos una sociedad más justa, Amazon se dedica a desmantelar estos avances, en su ciega búsqueda de beneficios a cualquier precio”, ha declarado Stephen Cotton, secretario general de la ITF.

“En este Black Friday, la ITF se ha asociado a la coalición internacional de trabajadores y activistas que instan al Sr. Bezos a recapacitar y hacer que Amazon asuma sus responsabilidades ciudadanas a escala mundial. No se trata de grupos mal informados y movidos por intereses propios que utilizan la imagen de Amazon para promover su causa particular —como declaró hoy un portavoz de Amazon—, se trata de trabajadores y trabajadoras, defensores del medio ambiente y de la justicia fiscal que denuncian la actitud de Amazon, de recibir mucho más de lo que da”, explica Cotton.

La imagen se repite. En todo el mundo, empresas como Amazon y Mercado Libre hacen trabajar a destajo a sus trabajadores. ¿Pagan? Si, y pagan bien pero eso no les da derecho a explotarlos, dicen los sindicatos y trabajadores de todo el mundo.

La nueva coalición Make Amazon Pay (Hacer pagar a Amazon) reclama una revisión en profundidad de la postura de esta empresa hacia su personal, las comunidades y el medio ambiente (ver Reivindicaciones comunes).

Amazon basa su imperio en la explotación laboral y en la violación de los derechos de los trabajadores en múltiples sectores, en especial en sus cadenas de suministro de transporte. Por ejemplo, en septiembre, un artículo del diario inglés The Guardian puso al descubierto las prácticas empresariales depredadoras y la explotación que caracteriza a las empresas que Amazon subcontrata para que realicen sus repartos.

Estas revelaciones exclusivas aparecieron poco después de un informe elaborado por la VNB, la ITF y la UITA que documenta el robo de salarios, la discriminación, el acoso sexual y las peligrosas condiciones laborales que los conductores de camiones deben soportar en toda Europa durante la pandemia.

Al mismo tiempo, en plena crisis mundial por los cambios de las tripulaciones marítimas, Amazon no ha hecho hasta ahora el menor gesto para impedir el trabajo forzoso de la gente de mar que transporta sus mercancías. 400.000 marinos se encuentran hoy atrapados a bordo de sus prisiones flotantes, a pesar de que gracias a ellos la economía mundial continúa funcionando. Esta semana, la Cámara Naviera Internacional y otras organizaciones marítimas han dirigido una carta abierta al señor Bezos, exigiéndole a que Amazon muestre una conducta más responsable.

En Francia, Brasil, México, Estados Unidos, Reino Unido, España, Francia, Bélgica, Alemania, Luxemburgo, Italia, Polonia, India, Bangladesh, Filipinas y Australia, no importa donde, las prácticas antisindicales son las mismas. La razón es evidente.

En respuesta al maltrato de los trabajadores y a las prácticas nefastas que fundamentan el modelo de empresa de Amazon, y que entrañan desigualdades, degradación medioambiental y prácticas antidemocráticas, los trabajadores, activistas y aliados de Brasil, México, Estados Unidos, Reino Unido, España, Francia, Bélgica, Alemania, Luxemburgo, Italia, Polonia, India, Bangladesh, Filipinas y Australia se alían para participar en una jornada mundial de acción.

“Estamos orgullosos de unirnos hoy a nuestras compañeras, compañeros y amigos de todo el mundo para exigir a Amazon que pague a sus trabajadores de forma justa, respete sus derechos, pague los impuestos que le corresponden y tome medidas concretas frente a la crisis climática. Felicitamos a UNI Global y a Progressive International por iniciar este movimiento. Nuestra fuerza reside en nuestra solidaridad y gracias a ella lograremos hacer pagar a Amazon. Les invitamos a unirse a nosotros en esta lucha”, concluyó Cotton.

Visiten la web MakeAmazonPay.com y únanse a nuestra lucha.