Macri festeja este domingo la llegada del Metrobus con los Autenticos Decadentes, pero siguen las quejas

 

“El Metrobus forma parte del Plan de Movilidad Sustentable y representa la 1º incorporación de un nuevo medio de transporte en la Ciudad en los últimos 100 años”, destacan desde el gobierno macrista e informan que con el nuevo sistema, también se proyectó una serie de actividades culturales, educativas, ecológicas y deportivas.

En tanto, tras varios días de funcionamiento del Metrobús, diversas opiniones se han generado en el ámbito público y político.Vecinos de la agrupación Liniers Norte manifestaron sus quejas por el nuevo sistema ya que "no existe un estudio de impacto ambiental" y aseguraron que la cabecera situada en ese barrio "se convertirá en una gran playa de maniobras de colectivos de gran porte".

Para Carlos Pisoni, vecino de la zona, “ el Metrobús las calles laterales de la zona se convirtieron en avenidas, mientras los automóviles circulan a mucha velocidad, como antes no ocurría".

Por su parte, el diputado Claudio Palmeyro (presidente de la Comisión de Transporte de la Legislatura porteña), aseguró que "preocupa la falta de información ya que los legisladores nos enteramos por los medios de comunicación de los detalles de este emprendimiento".

"Varios vecinos de Liniers se acercaron a presentarnos sus reclamos por el impacto ambiental en el barrio ya que la avenida Juan B. Justo y Rivadavia, donde está situada la cabecera es una zona barrial preparada para recibir a vehículos de otro porte", dijo el legislador.

El diputado aseguró entre otros detalles que Juan B. Justo "integra la red de tránsito pesado de la ciudad y no hay otra alternativa para aquellos que quieran circular entre Palermo y Liniers ya que sería imposible que lo hagan por las calles aledañas".

El legislador explicó que "todos estos temas los queríamos debatir pero el ejecutivo no lo permitió y rechazó el pedido de informes que presentamos ante la Comisión de Obras Públicas" y aseguró que "una comisión evaluadora seguirá en los próximos días cómo se desarrolla este sistema".

No obstante , el gobierno porteño estimó que el nuevo sistema permitirá ahorrar 22 minutos en cada sentido -44 por día, una semana por año- a los pasajeros que van y vuelven por Juan B. Justo en horas pico y que, en contrapartida, los 50.000 autos que la recorren por día sumarán un promedio de siete minutos en cada sentido.