Luz y Fuerza de la Patagonia va al paro en la Cooperativa Eléctrica de Trelew

Los trabajadores de la entidad chubutense iniciaron hoy una medida de fuerza de cese total de actividades en reclamo de que la policía local devuelva el vehículo que secuestró a un empleado el pasado domingo, cuando este se dirigía a realizar sus tareas, de carácter esencial en el marco de la cuarentena.

Desde la Seccional Trelew del sindicato de Luz y Fuerza de la Patagonia se comunicaron con el ministro de Seguridad de la provincia, Federico Massoni, informándole sobre la situación para que interceda y revea la medida del secuestro del vehículo del trabajador cooperativista a la mayor brevedad, ya que es utilizado para cumplir con sus obligaciones laborales.

El gremio denunció el maltrato recibido por el empleado de la Cooperativa trelewense, que se produjo en la noche del domingo último, cuando éste se dirigía a trabajar a la planta de agua Nº 2 que se encuentra sobre la calle Gobernador Costa de esa ciudad y se encontró con un operativo policial.

Pese a haber mostrado los permisos de circulación emitidos desde la Unidad Regional, ya que su labor es considerada un servicio esencial, y que el trabajador iba con ropa de trabajo debidamente identificado, fue demorado hasta las 3 de la mañana y se le retuvo el automóvil (el cual es medular para movilizarse a su lugar de trabajo, ya que la planta de agua se encuentra en la zona de chacras) y sin que ninguna autoridad competente en el tema de explicaciones certeras.

Es importante destacar que ya han existido quejas de compañeros de trabajo que hasta con los vehículos de la empresa han sido obligados a detener su marcha, sin que nadie explique las causas de tamaño destrato, generando un malestar creciente en los trabajadores que prestan servicios fundamentales como el eléctrico y agua y que motivó una medida de fuerza desde la mañana de hoy.