12.6 C
Buenos Aires

La Quiaca: 10 días de corte del paso internacional, más de 900 camiones varados

MÁS NOTICIAS

Pasó más de una semana y en Bolivia no le dan solución a los problemas sanitarios de la localidad fronteriza de Villazón, justo frente a la ciudad jujeña de La Quiaca. La protesta cumplió 10 días y amenaza con extenderse por tiempo indefinido por falta de respuestas. Los camioneros varados se quejan a las autoridades argentinas por las condiciones de higiene de la larga espera. Ya hay más de 500 camiones en La Quiaca y más de 400 en la ciudad de Güemes.

Más de medio millar de camiones están varados en La Quiaca por el bloqueo del puente internacional desde hace nueve días por parte de pobladores de Villazón que, ante la falta de respuestas de las autoridades bolivianas a planteos de salud, el domingo 30 de mayo decidieron que la medida sea por tiempo indefinido. O sea, todo puede ser peor, una pesadilla para los camioneros de un lado y otro de la frontera.

El bloqueo de los pobladores está produciendo una histórica y eterna fila de camiones argentinos, bolivianos y de otras nacionalidades que utilizan el paso internacional y mientras dura la espera hay cientos de camiones sobre avenida Circunvalación y su playa de estacionamiento.

Según un vocero de los afectados, dijo que los camioneros sufren las consecuencias de la protesta. La situación también compromete la importación y exportación de productos en ambos países.

”Hay camiones con remedios, oxígeno, verduras, cereales, harina y lo peor de todo es que estamos sentado sobre una bomba de tiempo”, explicó a la agencia de noticias Télam Sergio Lucero, uno de los voceros de los transportistas. Además, el camionero apuntó que “hay más de cien vehículos de carga de combustibles que estamos juntos acá, con el peligro de que es un combustible volátil”.

El Comité Cívico de Villazón hasta el cierre de esta edición había ratificado su postura para presionar al gobierno del presidente Luis Arce, demandando la asignación de recursos humanos en salud debido a la pandemia, entre otras exigencias.

De continuar la medida, generará desabastecimiento en Villazón y otras ciudades cercanas, perjudicando las exportaciones hacia Bolivia.

«Somos 500 trabajadores que no tenemos la culpa de lo que pasa en Bolivia. Solo cumplimos con nuestro trabajo, estamos pasando un mal momento porque hay choferes que no tienen ni para comer, tampoco tenemos condiciones sanitarias adecuadas. Esto hay que sumarle las bajas temperaturas que estamos soportando», dijo el representante.

Por otra parte, solicitó a los manifestantes levantar el bloqueo: «Hay trabajadores que no ven a sus familias hace tiempo, la postura de ellos no es la correcta, deberían reclamar en las instituciones correspondientes, están perjudicando a simples empleados», sostuvo.

También describió: «Las condiciones en las que nos encontramos son inhumanas, utilizamos baños químicos que no desagotan, tampoco tenemos agua, sufrimos la falta de comida. Por esta situación argentinos y bolivianos sufrimos de la misma manera estando varados».

«Hace más de una semana que estamos parados, no tenemos ninguna certeza de que vayan a abrir hoy, mañana o pasado, la situación para nosotros es insostenible, queremos una solución para todos sin conflictos, porque así no podemos estar», finalizó.

Por otro lado, los choferes se quejaron por las condiciones sanitarias que viven, ya que cuentan con “un solo baño químico que no se desagota y una sola ducha”, ante lo cual “el intendente (Blas Gallardo) se llenó la boca de que iba a traer ayuda y nunca trajo nada”. ”La situación del país está complicada y está para todos, pero aquí estamos siendo rehenes de Bolivia”, aseguró Lucero.

Por su parte, un transportista de Rosario de la Frontera, de Salta, Fernando Vitian, comentó que se encuentra parado “desde hace 11 días con un embarque de trigo” y que son 15 camiones con esa carga “que no podemos cruzar con hacia Villazón”. Agregó que hay “más de 500 camiones en La Quiaca y hay otros 400 más camino a la ciudad de Güemes”.

Frente a la falta de respuestas por la situación que les toca atravesar, Vitian dijo “nos sentimos abandonados por todas las partes, por el gremio y el gobierno”.

Mientras, el presidente del Comité Cívico de Villazón, señaló: «Vamos a continuar con el bloqueo hasta tanto tengamos respuestas del Ministerio de Salud de Bolivia. Lamentamos que los camioneros deban sufrir esto, pero es la única manera que nos atiendan».

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -