La Plata: Estaciones de trenes cardio protegidas

Se trata de las estaciones de trenes de 1 y 44  que serán parte de una zona cardio protegida, mediante la instalación de un desfribilador. En Argentina hay 40.000 muertes súbitas al año.

Los corredores ferroviarios de la Región contemplarán, en pocos meses, las emergencias coronarias que puedan sorprender a los pasajeros, destacaron desde Trenes Argentinos.

“Trenes Argentinos Operaciones ya capacitó a 8.600 empleados en RCP y contará con 118 desfibriladores distribuidos a lo largo de las líneas Roca, Mitre, Sarmiento, San Martín y Belgrano Sur”, destacaron.

Los trenes metropolitanos transportan alrededor de 1.500.000 personas a diario.

La iniciativa se originó por lo que indican las estadísticas médicas: en nuestro país se producen cerca de 40 mil muertes súbitas al año y el 70% de los casos ocurren fuera de los hospitales. Se lleva instalados 28 desfibriladores y se están colocando 90 nuevos dispositivos en las líneas Roca, Mitre, San Martín y Belgrano Sur. Además, la empresa planea reforzar la línea Sarmiento, el primer servicio totalmente cardioprotegido del país.
Las capacitaciones del personal las realizó la empresa a través de 677 cursos que brinda desde 2015.

Una ley nacional, la 27.159, tiene como objetivo bajar el promedio de muertes súbitas mediante la capacitación de RCP y la utilización de Desfibrilador Externo Automático (DEA).

En esa línea, ya se reforzaron las estaciones de Constitución, Retiro, y Once. En Constitución, donde pasa un promedio de medio millón de personas por día, se sumaron 3 nuevos desfibriladores: uno en la zona de andenes, otro ubicado en la sala de auxiliares y otro en el salón de preembarque de larga distancia. En Retiro, por donde circulan 70 mil personas por día, se incorporan 5 nuevos dispositivos: uno en el Centro de Atención al pasajero, otro en la boletería y 3 distribuidos en el Hall. En Once se sumó un nuevo desfibrilador en la zona del Centro de Atención al pasajero.

Según se informó resto de los dispositivos se instalarán en las estaciones con mayor circulación de pasajeros, estando todos sus trabajadores totalmente capacitados para hacer uso de los equipos.

Uso y manipulación

De igual manera, el DEA puede ser operado por personal no médico para restablecer el pulso de una persona que haya entrado en un paro cardíaco. Sus instrucciones son sencillas: sólo basta con pegar dos parches en el cuerpo de la persona que está siendo asistida y el desfibrilador detecta automáticamente la presión del paciente y guía, a través de audios, a quien lo esté utilizando. De ser necesario, realiza una reanimación eléctrica automática que puede salvarle la vida. “En un lugar por donde transitan miles de personas a diario, como nuestras estaciones y trenes, es central que el personal esté capacitado en reanimación cardiopulmonar, así como contar con desfibriladores, porque pueden salvar vidas”, señaló Marcelo Orfila, presidente de Trenes Argentinos Operaciones.