21.8 C
Buenos Aires

La JST emitió un Boletín de Seguridad Operacional sobre la presencia de una sustancia en buques pesqueros congeladores que puede producir lesiones

MÁS NOTICIAS

La Junta de Seguridad en el Transporte (JST) emitió un Boletín de Seguridad Operacional sobre los riesgos del metabisulfito de sodio (MBS) en buques pesqueros congeladores. El objetivo es que los operadores tengan mayor información al respecto.

De acuerdo a la JST, el MBS es una sustancia química antioxidante que se utiliza como conservante de alimentos en buques pesqueros congeladores. Se presenta en forma de polvo blanco cristalino y es maloliente.

Entre sus riesgos, puede provocar reacciones alérgicas e irritación ocular, erupciones en la piel, irritación gastrointestinal y de las vías respiratorias, tos y falta de aire, mareos, náuseas, vómitos y diarrea. Además, la exposición prolongada puede causar otros efectos crónicos a largo plazo.

De acuerdo a la Junta, ante el contacto con la piel o los ojos es necesario enjuagar inmediatamente con abundante agua durante 15 minutos y acceder a primeros auxilios. En caso de ingestión, se recomienda llamar a un centro médico o de toxicología.

En caso de inhalarlo, se debe transportar a la víctima a un área ventilada, no utilizar el método boca a boca y administrar respiración artificial con ayuda de un dispositivo médico apropiado. Ante la presencia de síntomas recomiendan consultar inmediatamente a un médico y si la persona no respira, realizar técnicas de respiración artificial.

Por otro lado, la JST también recomendó a las empresas contar con un procedimiento operativo y de contingencia vinculado con la carga, almacenamiento, manipuleo, utilización, limpieza y descarga de este compuesto químico.

Para almacenar, pidieron tener la cantidad exclusivamente necesaria, utilizar embalajes diseñados para la sustancia; contar con extractores, ventilación o máscaras respiradoras; controlar la temperatura, humedad y concentración de MBS en el aire; no fumar; cartelería y señalética que advierta sobre los riesgos del MBS; aislar el MBS de fuentes de calor y humedad; y garantizar su separación con otras substancias químicas incompatibles.

Para la manipulación, contar con un lugar específico para tratarla, así como elementos, señalética que demuestre el procedimiento para el cuidado del lugar, aseo personal y la ropa al final del turno de trabajo. Además, tener cartelería e información que indique cuáles son y como se utilizan los elementos de protección personal (EPP), e instrucciones y dispositivos de trabajo necesarios para preparar las mezclas con las proporciones adecuadas de MBS. En ese sentido, no se debe comer, beber ni fumar y usar lentes de contacto, y hay que lavarse las manos antes de ir al baño.

Sobre la capacitación para el personal sulfitero, sanitario, oficiales de cubierta y supervisores de planta, recomendaron realizar capacitaciones sobre el uso de la sustancai, riesgos asociados, buenas prácticas de trabajo y las medidas de primeros auxilios. Por último, respecto a la supervisión, solicitaron establecer un programa de recorridas o auditorías para verificar el cumplimiento de las pautas establecidas en los procedimientos.

Toda la información se encuentra disponible para todo el público en la web oficial de la JST.

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -
- Advertisement -spot_img