27 C
Buenos Aires

La Internacional del Transporte cruzó duramente a Rappi y respaldó la demanda penal en su contra por lavado de activos

MÁS NOTICIAS

(Río de Janeiro) La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) cuestionó hoy duramente a la empresa de delivery internacional, Rappi por las denuncias llevadas a cabo por la presunta Comisión de Delitos de Lavado de Activos que se presentaron a la justicia argentina. “Es fundamental que la justicia investigue. En la Región, es una empresa denunciada en varios los países por distintos fraudes que incluyen precarización labor y evasión fiscal. Por eso, esperamos que actúen los organismos competentes”, repudió la ITF frente a las declaraciones que hizo la empresa.

Así, la Regional Américas refutó rotundamente en un comunicado de prensa la respuesta que dieron desde la empresa en el cual detallan las bondades de la misma haciendo hincapié en la generación de puestos de trabajo. “Se enriquecen a costa del trabajador y las trabajadoras. No les basta con precarizar, ahora también son denunciados por el lavado de activos”, expresaron.

Cabe destacar que, en su réplica, Rappi aseguró que llegó al país en “el año 2018 y, desde entonces, ha generado oportunidades económicas para más de 400.000 personas y contribuyó en la digitalización de más de 15.000 PyMEs locales que usan su tecnología todos los días para hacer crecer sus negocios”, según declaraciones publicadas en exclusiva por el portal IPROUP, especializado en plataformas digitales.

Así, Rappi salió públicamente a decir que “no es nuevo que sectores contrarios a la innovación promuevan denuncias y ataques inconducentes contra la industria de las nuevas tecnologías, intentando dañar la reputación de las compañías que la integran y perjudicando la actividad de todo el ecosistema.

“Somos conscientes que vivimos en un contexto económico desafiante, motivo que no nos frenó ni nos frenará a la hora de apostar por el crecimiento y desarrollo de nuestro país, aún frente a los embates de algunos actores puntuales que prefieren postergar el progreso tecnológico de la sociedad”, completó la empresa en el statement.

En ese sentido, Edgar Díaz, Secretario Regional de la ITF, sostuvo: “Es totalmente violento ver como una empresa que, tiene políticas antisindicales tan fuertes y que no dialoga con los sectores gremiales de toda la región latinoamericana, venga a plantearse como generadora de empleo legal; cuando en verdad lo que hacen en precarizar trabajadores y obtener ganancias a costa del pedaleo o del manejo de motovehículos, esfuerzo que estos trabajadores se ven obligados a hacer por absoluta necesidad ante la dura situación económica que se vive en la mayoría de los países”.

Además, el dirigente panameño agregó que “repudiamos fuertemente las declaraciones de Rappi, porque estos unicornios digitales que trabajan desde el marketing las bondades del sistema, llamando colaboradores o emprendedores a sus trabajadores; lo que realmente hacen es esconder el trabajo sobrehumano con jornadas de más de 12 horas para que estas personas puedan llegar a tener un ingreso digno fruto de las comisiones recibidas”.

Así, ITF respaldó la denuncia No 2551/DGPDH/07 Expte. No 6402, presentada en las oficinas la Unidad de intervención temprana (UFE) el día 15 de diciembre del corriente año, realizada por Gonzalo Gabriel Ottaviano, trabajador del sector de delivery y miembro de la Comisión Directiva de la Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (A.Si.M.M), sindicato afiliado a la ITF. En la misma, se solicitó que se investigue “a todo aquel que resulte responsable, participe o encubridor”, por “utilizar a los trabajadores registrados en su plataforma para maniobras que tienen un alcance sobre Comisión del Delito de Lavado de Activos”.

Al respecto, desde la ITF aseguraron que están trabajando con los sindicatos “el tema de las plataformas digitales donde encuentran muchos escollos en la Región por el fuerte lobby que aplican las multinacionales sobre los legisladores con poder político para no regular dicha actividad”.

A su vez, remarcaron que las mayores ganancias de la empresa digital de delivery en la región del Cono Sur” seguramente provienen de la evasión de los aportes patronales y de la seguridad social”; lo que significa una reducción de los costos laborales de Rappi.

Repudiamos la justificación y la salida pública que hizo la empresa para defender su rol. Vamos a trabajar duramente con nuestros equipos legales por el caso presentado en Argentina”, afirmó Díaz desde sus oficinas en Panamá y agregaron que desde la organización “presentaremos nuestras denuncias internacionales y haremos públicas distintas campañas solidarias en contra este tipo de políticas”.

Por último, exhortaron a los políticos a que en este 2023 “colaboren con los pedidos masivos regionales de nuestros sindicatos para establecer regulaciones efectivas a la actividad que está rodeada de un marco de seguridad jurídica oscuro donde los únicos que están llenando los bolsillos de los empresarios son los trabajadores” y exigió un convenio marco que “regulen la actividad y articule a sindicatos, empresarios y trabajadores para poner fin a esta política. La única realidad es que las plataformas digitales están retrotrayendo el trabajo al Siglo XVIII bajo una premisa de modernidad que esconde precarización laboral y que buscan edulcorar con estrategias de marketing”.

ITF agrupa en el mundo a 732 organizaciones sindicales de transportes de 153 países, que representan alrededor de 6.619.354 trabajadores y trabajadoras declarados. La ITF Américas tiene sus sedes en ciudad de Panamá y Río de Janeiro.