La historia del automóvil

El primer modelo se llamo “El Fardier”, inventado y patentado por Nicolas Joseph Cugnot. Comenzó a circular por las calles de París en 1769. Se trataba de un triciclo que montaba sobre la rueda delantera una caldera y un motor de dos cilindros verticales y 50 litros de desplazamiento; la rueda delantera resultaba tractora y directriz a la vez, trabajando los dos cilindros directamente sobre ella.

Este mecánico, ingeniero militar, escritor e inventor francés en 1770 construyó un segundo modelo, mayor que el primero, y que podía arrastrar 4'5 toneladas a una velocidad de 4 Km./h. Con esta versión se produjo el 'primer accidente automovilístico' de la historia, al resultar imposible el correcto manejo del monumental vehículo, que acabó chocando contra una pared que se derrumbó fruto del percance.

En 1784 William Murdoch construyó un modelo de carro a vapor y en 1801 Richard Trevithick condujo un vehículo en Camborne (Reino Unido).en estas nuevas invenciones se desarrollaron innovaciones como los frenos de mano, las velocidades y el volante.

Años más tardes vinieron los modelos propulsados a aceite creados por Josef Bozek. Robert Davidson construyó una locomotora eléctrica que alcanzó 6 km por hora. Entre 1832 y 1839 Robert Anderson inventó el primer auto propulsado por células eléctricas no recargables.

Alrededor de 1870, en Viena, el inventor Siegfried Marcus hizo funcionar un motor de combustión interna a base de gasolina, conocido como el “Primer coche de Marcus”. Para el año 1900, la producción masiva de automóviles había ya empezado en Francia y Estados Unidos. Las primeras compañías creadas para fabricar automóviles fueron las francesas Panhard et Levassor y Peugeot (1891). Pero en 1908, Henry Ford cambio el modo de ver la industria automotor, comenzó a producir automóviles en una cadena de montaje, sistema totalmente innovador que le permitió alcanzar cifras de fabricación hasta entonces impensables.

A partir de ese momento el mundo automotriz creció de manera gigantesca, y hoy el auto es un bien cuasi fundamental para la cotidianidad de las personas inmersas en la sociedad.