En su 132 aniversario La Fraternidad pide una Ley Federal de Transporte Multimodal

Hoy 20 de junio el Sindicato de Conductores de Trenes, conmemora su rica y fructífera vida. La entidad gremial defendió a lo largo de su historia valores de nacionalidad e intervenido en cada uno de los acontecimientos políticos y sociales de la vida pública argentina. En su día La Fraternidad habla en primera persona.

(*) Ha dialogado y enfrentado con los argumentos de la vida democrática, los planes reaccionarios de los diferentes gobiernos liberales, y hoy asume el desafío de un sistema político que profundiza la división que nos aleja de la impostergable Unidad Nacional, mientras el gobierno desarrolla el ajuste y el recorte del Estado, con sus secuelas de desocupación y baja de los salarios.

La Fraternidad defenderá con todas las herramientas de la democracia nuestro mundo del trabajo y la calidad de vida del pueblo trabajador, afectado en sus conquistas históricas.

                                                                                         Lo hacemos con la serenidad y la sabiduría que proporciona nuestro protagonismo en los acontecimientos que modelaron y transformaron, positiva y negativamente, la vida de todos los argentinos para sostener los valores de la nacionalidad argentina, el desarrollo de la Nación y la defensa irrestricta de la Dignidad y la Justicia Social de los trabajadores.

 

Crisis y elecciones en un año trascendental

Nuestra conmemoración está signada por la incertidumbre y también la expectativa del proceso electoral que se desarrolla en nuestro país, en el marco de la crisis económica y social, de las cuales el único y absoluto responsable es el gobierno nacional. La demostración de madurez institucional del pueblo argentino, y entre sus instituciones las organizaciones gremiales, posibilitará que las elecciones se lleven a cabo con normalidad y que el cambio gubernamental se concrete, a pesar de la profundización del bipartidismo y la política de alianzas, que termino con los partidos históricos y orgánicos.

Sostenemos la institucionalidad democrática porque hemos sido los trabajadores los que más hemos luchado por su recuperación y vigencia, sin embargo la situación económica se agrava cada día poniendo en riesgo a todos los sectores de la vida nacional, sin que la producción y el trabajo importen a pesar de los reclamos sociales y gremiales.

La crisis combina una brusca baja de la producción y el empleo, con la aceleración de la inflación, que son el resultado del programa impuesto por el FMI, y apoyado a rajatabla por los sectores conservadores nacionales e internacionales que sostienen que el próximo gobierno deberá continuar con el actual rumbo económico, pagando la deuda que este dejará, consolidando una Argentina aun más dependiente y desregulada.

Cambios en la política y la economía

El próximo gobierno tendrá que desarrollar medidas que atiendan la situación de crisis socio económico en que se encuentran los trabajadores y los sectores populares, incluyendo la renegociación de la deuda externa.

El programa de emergencia con el acuerdo del Estado, la producción y el trabajo, deberá proporcionar ayuda social para que todas las familias accedan a la canasta alimentaria y para que se aplique la ley de tarifas vetada por el presidente de la Republica.

Deberá desarrollar un programa de reactivación con la creación de cientos de miles de puestos de trabajo en vivienda, educación, salud, prevención de adicciones, deportes y seguridad, sectores que multiplican el  empleo con bajos niveles de importación de productos e insumos, evitando gastos que pueden desfinanciar el Programa.

El programa deberá desarrollar una negociación entre las cámaras empresariales y las centrales sindicales para reducir la inflación, con paritarias actualizadas.

El próximo gobierno deberá renegociar la deuda externa y desarrollar un nuevo ciclo de crecimiento económico que considere el avance tecnológico y los nuevos modos de producción, generando empleo en el sector primario, industrial y servicios.

Deberá invertir en obra pública e infraestructura, por su capacidad movilizadora de mano de obra con escasa importación de bienes, orientada a los sectores económicos más afectados por las actuales políticas.

El rol de los trabajadores organizados

Nuestra Organización que integra la CGT y la CATT ha tenido una decisiva participación en paros generales y movilizaciones en defensa del trabajo argentino, y el 1 de mayo junto a las organizaciones hermanas de la CATT no prestamos servicio, en reclamo a la derogación del impuesto al trabajo y un aumento de emergencia a jubilados y pensionados.

Omar Maturano, secretario general de La Fraternidad.

Los dirigentes conocemos que piensan y sienten nuestros compañeros, lo que siente el mundo del trabajo, gravemente afectado por este ajuste irracional, agravado por la apertura indiscriminada del mercado nacional, que cierra empresas y fabricas.

Sabemos que nuestros compañeros exigen cambios en el plan económico para llegar con normalidad a las elecciones, porque las suspensiones, los despidos y la falta de trabajo, que sobre todo afecta a los más jóvenes, no se resolverá solamente con aumentos de las exportaciones por una cosecha record o mejoras en la actividad petrolera o minera.

Deberemos realizar esfuerzos para terminar con la fragmentación del Movimiento Obrero, para encontrar un camino de Unidad, porque el adversario no es el compañero u otro sindicato, el adversario es el plan económico que destruye el tejido social, condenando a millones de niños y jóvenes, especialmente, a la exclusión y la miseria.

El Tren Fraternal Solidario, año a año lleva donaciones a distintos puntos del país.

Necesitamos un nuevo Pacto Social que nos permita discutir una economía capitalista moderna, con salarios que dejen de ser la variable de ajuste y una Reforma Tributaria progresiva, que después posibilite consensuar las reformas Laboral y Previsional, todas reformas estructurales que desarrollen el capitalismo del siglo XXI, y que tenga en esa evolución la participación activa e indelegable de las organizaciones sindicales.

La Fraternidad y la industria ferroviaria

La Fraternidad en Unidad con las organizaciones ferroviarias sostiene negociaciones que protegen el salario y las condiciones de trabajo y vida de toda la familia ferroviaria, mientras reclama y participa en la recuperación del Modo Ferroviario.

Nuestra Organización Sindical concretó hace años el Trasvasamiento Generacional, que organizo el ingreso de miles de jóvenes al ferrocarril y a La Fraternidad, modificó su Estatuto y los incluyo en su vida social y sindical, preparándolos de manera adecuada.

Como resultado de la formación de nuevos cuadros un joven dirigente, el Secretario de Juventud, compañero Sebastián Maturano, fue designado secretario general de la Juventud Sindical (CGT), reafirmando la vigencia del proceso iniciado por la organización.

Sostenemos la vigencia de la negociación paritaria y estamos comprometidos con la gobernabilidad para que el actual presidente finalice su mandato; no deseamos que lo haga en medio de un caos económico que transferiría al próximo gobierno.

Al mismo tiempo hemos insistido en que rectifiquen el rumbo, no solo para hacer más previsible el camino a las elecciones, sino para que antes que el “Mercado” atiendan el interés del ciudadano y el trabajador.

Para que el próximo gobierno pueda asumir en mejores condiciones y dejar atrás las destructoras políticas actuales, es indispensable conformar nuevas alternativas políticas con otro programa económico, para que un gobierno de transición ordene el desorden y rearme un modelo capitalista y productivo, con inversión, crecimiento y desarrollo.

En ese Modelo la refundación del ferrocarril deberá cumplir un papel relevante, ya que es irracional sostener el actual costo logístico, que duplica la inflación, por movilizar más del 90 % de la riqueza nacional a través de caminos y camiones por toda la Republica.

Tren histórico Linea Sarmiento.

Acordamos con la gestión estatal y privada de la actividad ferroviaria, pero es necesario un programa a 20 años que contemple el desarrollo de su industria, que recupere saberes y emplee trabajadores en pueblos y ciudades del interior argentino, aumente inversiones mientras administra y opera infraestructura, material rodante, regula las concesiones existentes y renueva vías, sistemas de seguridad y señalamiento.

Impulsamos con esa finalidad la promulgación de una Ley Federal de Transporte Multimodal que regule el transporte de cargas multimodal, que recupere la circulación de trenes en todo el país y nocturnos en los ferrocarriles urbanos y suburbanos.

Reafirmación de nuestra Ideología Justicialista

Durante los últimos 70 años el único que desarrollo políticas que atendían el bien común, administrando el Estado como la suma del interés colectivo y social de todo el pueblo argentino, fueron los gobiernos del General Juan Domingo Perón, que únicos e irrepetibles organizaron y planificaron su programa a través de los Planes Quinquenales y el Plan Trienal.

Es el Conductor y único líder que interpretó y proporcionó a los trabajadores el Modelo Sindical que nos convierte en actores relevantes, para discutir la riqueza nacional con el Estado y los capitalistas y equilibrar la disparidad de fuerzas entre el capital y el trabajo.

Un Programa que rinde homenaje a las generaciones que lucharon y vivieron para La Fraternidad, especialmente a los 208 valientes que la fundaron el 20 de junio de 1887, y que reafirma en nuestro 132 aniversario que la voz orgánica de los trabajadores será escuchada, valorada y la riqueza social distribuida, solo si los trabajadores nos Unimos, como proponía el General Juan Domingo Perón.

Con el convencimiento de siempre y la dignidad de trabajadores organizados, saludamos en esta hora difícil a toda la familia fraternal, y estrechamos en un fuerte abrazo a todos los compañeros que en Organización, Unidad y Solidaridad construyen su grandeza.

(*) Fuente: Sindicato La Fraternidad