Así lo afirmó el gobernador de la provincia, Gerardo Morales, luego de una reunión que mantuvo con representantes de las compañías del sector y dirigentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Con el objetivo de destrabar el conflicto por pagos atrasados a choferes de colectivos en la provincia de Jujuy, el gobernador Gerardo Morales se comprometió a “incrementar subsidios” a las empresas de buses de la provincia.

Por su parte, la UTA de Jujuy, decidió no realizar medidas de fuerza, luego que el mes pasado realizaran un paro de transporte público durante seis días por incumplimiento de las empresas con acuerdos alcanzados. “Vamos a tener una espera porque cuando se negocia, y estamos en reuniones con el señor gobernador, no vamos a entorpecer el diálogo”, sostuvo el titular de la UTA de Jujuy, Sergio Lobo. Además agregó: “al día de las fecha solo algunas empresas abonaron el 50% de lo que sería el salario del mes, mientras sigue el atraso de pagos a obras sociales”.

“A las empresas les estamos pidiendo que además de que nosotros ratificamos el compromiso de incrementar subsidios y eventualmente ver tarifas, que ellos hagan un acuerdo con la UTA”, señaló el Morales e indicó que se busca que “los fondos vayan a las cuentas sueldo y se pague prioritariamente los sueldos de los trabajadores“.

Además remarcó la participación de “todas las empresas interurbanas y urbanas” y reportó que se formó una mesa de diálogo, que integran funcionarios del ministerio de Hacienda y de la secretaría de Transporte en representación del gobierno. También indicó que es prioritario el pago de sueldos y que “se va estar pagando un subsidio nacional que llegó por más de 10 millones de pesos para el tema de urbanos”.