Intentan bloquear el aeropuerto de Hong Kong

Luego de la protesta en la terminal portuaria que dejó miles de detenidos y obligó a cancelar todos los vuelos, los manifestantes intentaron repetir la acción. Si bien no lo lograron, generaron un caos de tránsito y demoras que afectaron a miles de turistas.

Después de una jornada de represión que dejó heridos y detenidos, miles de manifestantes volvieron a salir a las calles hoy e intentaron, sin éxito, bloquear los accesos al aeropuerto internacional para repetir el golpe de efecto de hace unas semanas, cuando forzaron la cancelación de más de mil vuelos.

No pudieron obligar al aeropuerto a cancelar los vuelos internacionales, pero sí crearon congestiones y demoras suficientes como para que muchos de ellos tuvieran que demorarse y la protesta se sintiera, una vez más, en los turistas y empresarios extranjeros.

Bajo el lema “Atascados contigo”, consiguieron que la empresa a cargo del subte que va al aeropuerto suspendiera el servicio. Esta decisión no solo se debió a la protesta, sino también a la difusión nacional e internacional de la represión policial contra manifestantes en esa misma línea de transporte público ayer.

En las imágenes televisivas se ve cómo policías persiguen, arrinconan dentro de los vagones vacíos y parados a los manifestantes desarmados y luego los golpean con porras y les tiran gas pimienta con sprays.  Al menos 31 personas resultaron heridas y hoy ocho de ellas seguían internadas.

La organización Amnistía Internacional denunció la represión como “ilegal” y acusó a las autoridades de no permitir el ingreso inmediato de personal médico para ayudar a los manifestantes.  “Este tipo de tácticas policiales ilegales siguen inflamando la situación, más que distendiéndola”, condenó el responsable de la organización humanitaria en Hong Kong, Man-kei Tam en un comunicado.