Informe del Banco Mundial propone soluciones para la contaminación del transporte

Según una nueva investigación del Banco Mundial , la contaminación del aire en todo el mundo reduce la esperanza de vida en 1,8 años para una persona promedio, y es responsable de unos 8,8 millones de muertes prematuras al año en todo el mundo . Las emisiones de escape de automóviles, camiones y autobuses, se encuentran entre los principales contribuyentes.

De acuerdo al informe del organismo internacional, los países de ingresos bajos y medios pagan el precio más alto: Los países con un PIB per cápita relativamente bajo tienden a ver mayores concentraciones de PM2.5, un tipo de material particulado que se genera principalmente por el tráfico rodado.

En su hoja de ruta global de acción hacia la movilidad sostenible (GRA), el SuM4A analizó cuidadosamente cómo los países podrían aprovechar medidas para promover una movilidad más ecológica y ayudar a las ciudades a respirar mejor.

Entre las opciones que allí se debaten, aparecen las restricciones de conducción. En un intento por reducir la congestión y la contaminación del aire, algunas ciudades han optado por impedir que los pasajeros utilicen sus automóviles durante las horas pico en un día específico de la semana, que generalmente varía para cada conductor en función de los últimos dígitos de su número de placa.

Otra solución posible es la reglamentación de importación de vehículos de segunda mano, dado que la gran mayoría de los automóviles, camiones y autobuses importados tienen muchos años o incluso décadas de antigüedad y no tienen convertidores catalíticos para reducir las emisiones de gases tóxicos, lo que contribuye significativamente a la contaminación del aire.

La electrificación de los autos, puede ofrecer alternativas. Los últimos avances en tecnología de almacenamiento de baterías y vehículos eléctricos ofrecen nuevas soluciones prometedoras para el cuidado del medioambiente. Sin embargo, como se señala en el informe, si bien los vehículos eléctricos pueden ser bastante efectivos para combatir la contaminación del aire local, no son una bala de plata para hacer frente a otros problemas, como la congestión del tráfico.

Por último, el informe del GRA menciona la aplicación de zonas de baja emisión (LEZ) : el acceso a las LEZ está restringido a los vehículos que cumplen con los estándares de emisión especificados. Cualquier vehículo que no cumpla con los estándares puede ser excluido de ingresar a la zona o se le cobrará una tarifa por ingresar. Este esquema ha sido adoptado en muchas ciudades europeas y en tres áreas diferentes de Hong Kong.