Imputaron a uno de los choferes del colectivo que volcó en Tucumán

Foto: Twitter: @radionihuil

El fiscal Edgardo Sánchez, a cargo de la causa que investiga el vuelco del colectivo en Tucumán y que dejó un saldo de 15 personas fallecidas y 45 heridas, imputó hoy por el delito de “homicidio culposo agravado por la cantidad de víctimas” a uno de los choferes.

Se trata de Cristian Salinas, de 40 años, quien tras ser notificado de la imputación, se abstuvo de declarar y continuará detenido en la cárcel de Concepción. El fiscal Sánchez pidió prisión preventiva por 20 días para el imputado y un lapso de seis meses para recoger todas las pruebas del hecho, y también ordenó liberar a Gustavo Montoro, el otro conductor, ya que pudo determinar que Salinas era quien manejaba el micro en el momento del trágico vuelco.

Salinas, que es oriundo de la provincia de San Juan, continuará detenido hasta tanto el juez a cargo de la causa decida si lo dejará preso hasta el juicio o lo libera antes.”La imputación es provisoria de acuerdo a los elementos de prueba recolectados en estas primeras 48 horas. Esta calificación puede ser ampliada, agravada o disminuida más adelante”, contó el fiscal a LG Play.

Además, Sánchez comentó que a la imputación le podría sumar las lesiones culposas agravadas de las 45 personas que resultaron heridas, mientras que también señaló que los resultados de las pruebas toxicológicas realizadas a ambos dieron resultado negativo.
Este miércoles se supo, del testimonio de algunos personas que sobrevivieron al accidente, que el chofer había sido advertido acerca de la velocidad a la que circulaba.
El fiscal sospecha que el vuelco del micro se produjo porque el imputado “condujo de manera antirreglamentaria e imprudente”, y que “no disminuyó la velocidad de manera paulatina”.

En tanto, este miércoles por la tarde fueron trasladados en un avión Hércules C-130 hacia la provincia de Mendoza los restos de las personas fallecidas.La tragedia ocurrió el pasado lunes en los cruces de la ruta nacional N° 157 y la provincial 308, en La Madrid, localidad ubicada a unos 95 kilómetros al sur de la capital tucumana.

El micro había partido desde la ciudad de Mendoza con un contingente de personas jubiladas, y también con amigos y familiares, y se dirigía a las Termas de Río Hondo, en la provincia de Santiago del Estero.