Implementan el sistema de identificación facial en las estaciones de Retiro

El Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos comenzó a ser a utilizado esta semana  en la estación porteña de Retiro del Ferrocarril Mitre,  según informó  el Ministerio de Seguridad.

El reconocimiento facial funciona en forma rotativa en 300 de las casi 8.500 cámaras de la Ciudad de Buenos Aires, con los más de 46.000 delincuentes que están prófugos de la justicia y que se encuentran incluidos en una base de datos del sistema de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (Conarc).

En la práctica, cuando el software, llamado Danaide, detecta el rostro de algún prófugo de la Justicia, se envía al lugar al personal de calle que se encuentra más cerca para detenerlo, salvo que se trate de algún delincuente muy peligroso y sea necesario recurrir a un equipo especial, indicó la comisario Raquel Cesanelli, jefa del Centro de Monitoreo Urbano.

Agregó que una vez que se encuentre a la persona buscada, se le solicitarán sus datos filiatorios y en caso de confirmarse, se consultará al juez si todavía requiere a ese fugitivo y las medidas a adoptar; mientras que la confirmación final de quién se trata se hará a través de las huellas digitales.

La tecnología adquirida, que tuvo un costo de 2,3 millones de pesos para el Gobierno porteño, puede buscar en la base de datos en menos de medio segundo y realiza el reconocimiento facial en diversas condiciones de iluminación y ángulo de escena, aun ante cambios de apariencia como ser anteojos, barba, bigotes, gorras o sombreros y peinados.

Además, el software detecta el género de la persona con una precisión del 99% y la edad en un 95% -con un margen de tres años-, y las cámaras y domos utilizados son de alta resolución.

Según las fuentes de la Policía de la Ciudad, desde que entró en vigencia el sistema el pasado 25 de abril, se logró la detención de 1.043 personas, pero solo 174 quedaron presos por decisión judicial, entre ellos 9 personas buscadas por homicidio, 8 por violaciones y 45 por robos a mano armada.

Es que en muchos de esos casos los jueces desistieron de los arrestos porque se trataba de causas viejas o liberaron a los imputados luego de ser notificados, indicaron los voceros.

Por su parte, hubo un 4% de personas detenidas por error debido a alguna deficiencia en la carga de datos en el Registro Nacional de Reincidencia.