7.6 C
Buenos Aires

Hidrovía Paraná-Paraguay: apoyo del sector privado a la decisión del Gobierno de cobrar peaje

MÁS NOTICIAS

Referentes del sector privado manifestaron su respaldo al cobro del peaje establecido por el Gobierno nacional en la Hidrovía Paraná-Paraguay, tras un encuentro convocado por el Ministerio de Transporte y la Administración General de Puertos, en la que se planteó la necesidad de revisar la totalidad de los acuerdos regionales en torno de la navegación.

Por parte del Gobierno nacional estuvieron presentes en la convocatoria realizada este lunes, el secretario de Planificación del Transporte, Gastón Jacques; el subsecretario de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante, Patricio Hogan; y el interventor de la AGP, José Beni.

En ese contexto de diálogo e información por parte de las autoridades nacionales, el secretario de la Comisión de Transporte de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alfredo Sesé, consideró que “una de las cuestiones centrales a destacar es la necesidad de preservar un sistema que funciona”.

“Por supuesto que hay diferencias, el sistema es perfectible pero debe continuar, y quienes lo utilizan deben hacerse cargo de las obras que son necesarias para que este sistema funcione”, expresó Sesé.

En tanto el referente gremial y presidente de la Fundación Mundo Puerto, Leonardo Salom, remarcó que “el peaje es la herramienta más justa para que las tareas de mantenimiento, así como las muchas inversiones realizadas, no recaigan en un Estado sino sobre las empresas privadas que efectivamente utilizan la vía”.

Por su parte, para el Gerente General de la Cámara de Puertos Privados y Comerciales, Federico Spoturno, “el tema del peaje está normado y las partes han aceptado ese tratado. Hay un consenso en la necesidad de resolver pronto esta diferencia”.

Escala el conflicto: Cancillería no admite que la querella por el peaje reclamada por Paraguay se juzgue en el exterior

En este contexto, el Canciller Santiago Cafiero quiere resolver el conflicto diplomáticamente y entre los socios del Mercosur, mientras que la administración de Santiago Peña busca judicializar el diferendo en el exterior.

Así, días atrás el presidente de Paraguay, Santiago Peña, afirmaba a la prensa de su país respecto a este tema: “Es un motivo de preocupación, esto no puede ser una disputasino un proyecto de integración, yo estoy planteando que nos sentemos los cinco países, Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay, porque existe un tratado firmado en la década del 60″.

Y agregó: “Creo que tenemos que llamar a una cumbre porque no solo se trata de evitar que ocurra esto, sino de planificar cuál puede ser el proyecto de integración más importante. La bioceánica es importante, pero entre la autopista, los trenes y la Hidrovía, esta última es la más eficiente“.

Por el lado argentino, Cafiero explicó que “se va a mantener el peaje porque sirve para solventar los gastos que demandan las obras de dragado y mantenimiento del río Paraná”. Y añadió: “Si un camión argentino va por una autopista paraguaya, ¿paga peaje o no? Esto es exactamente lo mismo”.

Sin embargo, la querella no hace más que ganar en intensidad con represalias de parte del gobierno paraguayo que amenaza con cortar la provisión de energía eléctrica proveniente de Yacyretá, uno de los temas más sensibles para la Argentina que vive con cortes de suministro eléctrico en temporadas estivales. Más allá de estas cuestiones, Paraguay quiere acudir en protesta al Tribunal Permanente de Revisión del Mercosur para resolver esta controversia y no descarta recurrir a un arbitraje internacional para solucionar el conflicto en la Hidrovía por el cobro de peaje.

En ese sentido, Paraguay se siente respaldado por el resto de los socios fundadores del Mercosur, Brasil y Uruguay, y sumó el apoyo de empresarios estadounidenses con intereses en Asunción que llevaron el tema ante las autoridades consulares de los Estados Unidos.

Lo cierto es que mientras la Argentina atraviesa un proceso eleccionario que configurará su futuro próximo, el gobierno de Peña plantea mantener la presión sobre el actual gobierno argentino a la espera de una nueva administración.

La decisión del gobierno de Alberto Fernández de cobrar un peaje a las unidades que navegan el tramo Confluencia-Santa Fe del río Paraná es un intento por recaudar cerca de 20 millones de dólares para conservar de manera óptima la vía navegable, según los argumentos explicados por los funcionarios del Palacio San Martín, sede de la Cancillería Nacional. Paraguay es el principal afectado por la medida porque posee el 90% de las embarcaciones que circulan por la Hidrovía y su flota la ha posicionado como la tercera potencia marítima.

Cerca de Santiago Cafiero explican que según cálculos que incluyen intereses, por la construcción de la represa de Yacyreta, Paraguay le debe a nuestro país unos u$s 12.000 millones, pero, en 2017, se llegó a un acuerdo donde se fijó la deuda en u$s 4084 millones, que se pagaría en 20 años con 10 de gracia”.