Gremios ferroviarios acordaron casi un 47% de aumento salarial para el sector de cargas

Omar Maturano, La Fraternidad y Sergio Sasia, Unión Ferroviaria.

Los cuatro gremios ferroviarios y las empresas B, C y L Líneas Belgrano Cargas, San Martín y Urquiza acordaron un 46,7 por ciento de recomposición salarial total por la paritaria 2018 y una compensación o gratificación extraordinaria de otro 10 por ciento, informaron hoy los secretarios generales de la Unión Ferroviaria (UF) y del Sindicato de Maquinistas de Trenes La Fraternidad, Sergio Sasia y Omar Maturano, respectivamente.

El convenio de mejora salarial, que completó y clausuró la paritaria 2018, fue rubricado por las autoridades de esas compañías, los dirigentes Sasia y Maturano y los jefes de los gremios de señaleros (ASFA) y de jerárquicos (Apdfa), Enrique Maigua y José Silva.

Luego de varias horas de negociación, las cuatro organizaciones y los funcionarios de las empresas convinieron una gratificación extraordinaria por única vez y equivalente al 10 por ciento del sueldo bruto total conformado a diciembre último, no remunerativa y hasta un tope de 5 mil pesos, en tanto el importe restante -de corresponder- será remunerativo.

Esa suma será abonada como máximo este viernes, y también convinieron incorporar de forma retroactiva al 1° de enero otro 5 por ciento sobre el sueldo bruto total, incluidas bonificaciones, viáticos y antigüedad, sobre las escalas vigentes en diciembre pasado con los haberes de febrero.

Sasia y Maturano indicaron en un comunicado de prensa que se pagará además una suma fija remunerativa por enero, febrero y marzo equivalente al 10 por ciento del sueldo bruto total conformado a enero último, y que ese índice será incorporado a las grillas salariales a partir del próximo 1° de abril, a la vez que las partes convinieron la prórroga de la paritaria hasta el 31 de marzo y un nuevo esquema de período convencional salarial entre el 1° de abril próximo y el 31 de marzo de 2020.

Las partes se reunirán a partir del 11 de marzo próximo para completar “las negociaciones a fin de lograr la recomposición salarial que corresponda desde abril”.
“Fue una negociación directa y difícil, pero sin necesidad de recurrir a medidas de fuerza y pérdidas de horas de trabajo, porque la verdadera fortaleza fue la unidad de los sindicatos en conjunto, todo lo cual permitirá sostener el poder adquisitivo de los salarios de cara a lo que suceda en 2019”, concluyeron los gremialistas en el documento.